• Sábado 16 de febrero de 2019


Dadaísmo: ¿Arte? No, gracias.

Dadaísmo: ¿Arte? No, gracias.

La segunda vanguardia artística de s. XX

Comparte esta nota

El dadaísmo (o Dadá) es la segunda vanguardia artística que se da a la luz en el siglo XX, le había antecedido el futurismo italiano proclamado en 1909. El dadaísmo se da a conocer en 1917 en la ciudad de Zurich, Suiza. Durante la Primera Guerra Mundial que azotaba a Europa, muchos artistas e intelectuales pacifistas de los países bélicos decidieron autoexiliarse en Suiza por su tradición de no involucrarse en guerras y autoproclamarse país neutral. Esta es la razón por la que jóvenes artistas procedente de varios países se encontraban en Zurich.

Los primeros entusiastas del dadaísmo fueron la pareja de alemanes Hugo Ball y Emmy Hennigs, los rumanos Triztan Tzara y Marcel Janco, el alsaciano Hans Arp y su compañera suiza Sophie Täuber. Quienes en Zurich fundaron el Cabaret Voltaire con la idea de recinto cultural y con fines de presentar todo tipo de arte bajo la idea de la nueva vanguardia que decidieron nombrar Dadá, explicando que esta palabra nada significaba, jugando con principios nihilistas que todo ponían en duda. No obstante manifestaron un total entusiasmo, sobre todo muy lúdico, a favor de la poesía, pintura, teatro, música.

01 JUEVES PINTORES DADAISTAS 02

El día de la inauguración del Cabaret Voltaire, en enero de 1917, el lugar vibró con una multitud de gente en fiesta de todas las artes expresadas con mucho ahínco. Y por cierto, las paredes del recito estuvieron adornadas con pinturas de los futuristas italianos, de lo cual se deduce que había una cierta continuidad en los estilos de la plástica. De esta especie de herencia, sobre dichas pinturas expuestas Hugo Ball escribió:

“Estos cuadros son lo más íntimo, lo más estremecedor, lo más grandioso, lo más incomprensible que se ha hecho desde tiempos inmemoriales… Estas pinturas con su dinámica enorme y desencadenada, su riqueza que irradia fuerza, su vibración eléctrica y radiactividad secreta proclaman la revolución… que ansía encontrar salida…”

¿De qué se trataba? Ball estaba hablando de un arte plástico que había transformado las imágenes abandonando la pintura tradicional, ya que ahora los cuadros eran abstractos, geométricos, collages e incluso una inesperada propuesta llamada “ready made” en palabra y obra del ahora muy conocido Marcel Duchamp uno de los pintores dadaístas (más tarde se ubicará entre los surrealistas).

01 JUEVES PINTORES DADAISTAS 03

Los pintores protagonistas de esos radicales cambios en la plástica, además del antes mencionado, fueron: Max Ernst, Raoul Hausmann, Marcel Janco, Sophie Täuber, Hans Arp, Hanna Höch, Richard Huelsenbeck, Francis Picabia, George Grosz, Kurt Schwitters y otros más (como se ve, algunos de éstos serían ubicados en el surrealismo). Hasta los poetas como Tristan Tzara desparramaron tinta con fines de crear formas de inclinación plástica. En otros lugares, sin proclamarse dadaístas, algunos artistas exploraban semejantes b (como se ve, algunos han sido ubicados en la siguiente vaguardia del surrealis).mas de inclinacios, de lo cual se deduce que haúsquedas, por ejemplo Vasili Kandinsky con la pintura abstracta, Pablo Picasso con el cubismo y Paul Klee con el geometrismo.

01 JUEVES PINTORES DADAISTAS 04

La historiadora del arte Marta Ragozzino escribió, en resumen, esta caracterización: “El collage, el fotomontaje, el ready made y el rayograma se difunden pronto entre los artistas del grupo dadaísta como prácticas artísticas mucho más inmediatas y expresivas e incluso más comunicativas. El artista dadaísta, en efecto, ya no está interesado en realizar una obra maestra. La obra de arte dadaísta es un objeto realizado mediante procedimientos que no tienen nada que ver con los canónicos: desde las tablas de madera pintada y grabadas hasta los trozos de papel dejados caer casualmente encima del soporte de Arp, desde las construcciones Merz de Schwitters hasta la invención del fotomontaje político de Hausmann, Hertzfelde y Heartfield, y los primeros collages de Max Ernst.”

Quizá sea por esta preferencia del objeto y la desacralización del proceso creativo que uno de los preceptos del Dadá era: ¿Arte? No, gracias.

GALERÍA


 

JVA-firma

La Fundación es una organización establecida en favor de las causas y objetivos de la Universidad Nacional Autónoma de México y para fortalecer su imagen como nuestra Máxima Casa de Estudios, tanto en México como en el extranjero.

Suscribete al Feed

¿Quieres comentar?

Dirección: Pennsylvania 203, Nápoles, Benito Juárez, 03810, Ciudad de México.
Powered by: Layer & Soluciones IM
//jQuery(window).load(function(){ //jQuery('#myModal').modal('show'); //});