• Viernes 22 de junio de 2018


El libro perdido de Cortázar es recuperado

El libro perdido de Cortázar es recuperado

Lo maravilloso de la literatura es su capacidad de sorpresa

Comparte esta nota

Julio Cortázar murió el 12 de febrero de 1984 y tres días después se publicó el libro La puñalada / El tango de vuelta con un tiraje bastante discreto de apenas 400 ejemplares en holandés y francés. Cuando la belga Elisabeth Franck, galerista y amiga íntima de Cortázar, se alistó para realizar la publicación en castellano, sufrió una crisis de salud y jamás se recuperó, dejando los libros ya editados en un limbo del cual nunca se supo nada más.

La historia está llena de casualidades y accidentes; era 1976 y el artista holandés Pat Andrea llegaba a Buenos Aires, donde sería testigo de la violencia y la represión por parte de la dictadura militar. Lo vivido fue tan impresionante que Andrea plasmó sus vivencias en una serie de dibujos que representaban una puñalada, un tango y el sufrimiento del pueblo argentino bajo la bota de los torturadores. La serie constaba de 35 dibujos en lápiz, acuarelas y carbón.

04 jueves - cortázar 2
Una vez terminada la serie, el artista buscó a Cortázar incitado por su amiga en común Elisabeth Franck, para que prologara el libro que pensaba hacer con los dibujos. A Cortázar lo atrapó el proyecto, tanto por motivos personales como porque él mismo había escrito meses atrás un cuento llamado Tango de Vuelta que había aparecido en la obra Queremos tanto a Glenda. Cortázar le cambió el nombre a El Tango de la vuelta  y se lo envió a Andrea para que unieran ambas obras en un solo libro, pues entre las dos había similitudes increíbles.  Entre la historia narrada por Cortázar y los dibujos de Andrea había una sincronía asombrosa, era como si el artista conociera de antemano la historia y la hubiera ilustrado a la perfección o por el contrario, como si Cortázar hubiese visto los dibujos y a partir de ellos hubiera escrito un relato.

Pero Cortázar murió y Franck enfermó y de los 400 libros impresos jamás se supo nada más hasta el año 2000, cuando la galerista Eugenia Niño recuperó por casualidad un lote con 240 libros en español que estaban olvidados en una bodega en Miami, entre ellos, el de Cortázar y Andrea. Niño se movilizó y buscó a Alberto Sotelo, editor de Zorro Rojo, sello bajo el cual se publicará el libro este septiembre, mes del centenario del natalicio de Cortázar.

En el prólogo Enrique Vila-Matas recuerda la crónica que el escritor y periodista Ricardo Bada realizó, narrando cómo se llevó a cabo el hallazgo de estos ejemplares y cuenta el asombro de Cortázar al ver los dibujos de Andrea. Sin duda una gran sorpresa para todos los seguidores del escritor y su genio infinito, pues tendremos la oportunidad de tener una obra más de su autoría en nuestras manos próximamente.

La Fundación es una organización establecida en favor de las causas y objetivos de la Universidad Nacional Autónoma de México y para fortalecer su imagen como nuestra Máxima Casa de Estudios, tanto en México como en el extranjero.

Suscribete al Feed

¿Quieres comentar?

Dirección: Pennsylvania 203, Nápoles, Benito Juárez, 03810 Ciudad de México, Distrito Federal
Powered by: Layer & Soluciones IM
//jQuery(window).load(function(){ //jQuery('#myModal').modal('show'); //});