• Lunes 20 de agosto de 2018


La lectura fomenta la creatividad y el aprendizaje

La lectura fomenta la creatividad y el aprendizaje

Comparte esta nota

Uno de los principios para convertir la lectura en algo placentero consiste en dejar de verla como un deber y volver a su origen: el entretenimiento. De ahí que en lugar de exigir que se lea, se debiera compartir la emoción que nos causó leer un libro o una historia. No es raro, por lo mismo, que muchos de los libros que más hemos disfrutado sean precisamente esos de los que alguien nos habló.

Para fomentar la lectura habría que empezar por hacer de ésta un gozo, reconciliar al lector con el objeto libro (que deje de verlo como algo extraño) y permitir que la lectura sea una decisión personal, elegida libremente.

Al respecto, la doctora Elsa Margarita Ramírez Leyva, del Instituto de Investigaciones Bibliotecológicas y de la Información de la UNAM, señaló que constantemente se afirma que las lecturas obligatorias son el problema; sin embargo, el obstáculo es que los modelos pedagógicos se centran en lecturas prescriptivas de las cuales se exige memorizar y se privilegia la velocidad de un cierto número de palabras por minuto. Esta situación reduce el placer de descubrir, imaginar, dudar, indagar, sorprenderse y de saber.

Señaló que es fundamental definir qué papel tiene que asumir la biblioteca en la formación de jóvenes lectores, por lo que se debe estudiar cómo se está formando el profesional de bibliotecología como un lector que formará a otros lectores y que tendrá que pensar en que existen diversas formas de leer, de informarse y de informar.

La universitaria agregó que actualmente la bibliotecología ha abierto otras categorías de alfabetización propias de cada disciplina, que no son sólo las escritas, ya que la información se puede obtener de muy diversas fuentes y muchas de ellas se encuentran en el entorno que nos rodea. Por ejemplo, los astrónomos leen el universo, los biólogos la naturaleza, el antropólogo y el sociólogo tienen los códigos que se encuentran en los espacios culturales, además de que también existe el lenguaje matemático. “Muchas veces no se acepta que eso pueda ser lectura, aunque hoy en día cada vez más se está considerando que una persona puede leer y debe saber diferentes códigos representados en diversos objetos o fenómenos”.

Asimismo, subrayó que el no saber leer bien y tener mucha información puede conducirnos a la sociedad de la ignorancia en lugar de a la sociedad del conocimiento; en la primera no seremos capaces de hacer una lectura crítica, ni de seleccionar y discriminar qué es de utilidad, para asimilar lo que leemos y construir con eso conocimientos y experiencias.

Una función social de las universidades debe ser la formación de lectores

Instituciones de educación superior pretenden diseñar programas de alfabetización académica que permitan subsanar los problemas educativos que los alumnos enfrentan al ingresar a la universidad. A través de ellos aprenderán a leer, escribir y a comunicar los conocimientos propios de cada disciplina.

La doctora Ramírez Leyva dijo que ingresar a la universidad no garantiza que el alumno esté dominando la lectura académica y la placentera, así como muchas otras formas de lectura que pueden conducirlo a obtener información de diversos espacios y no sólo del libro.

“Como función social de la Universidad tendríamos que formar profesionales que también se hagan cargo de su formación y que estén involucrados en formar a los demás, sobre todo porque son profesionistas que al egresar de la educación formal van a tener una responsabilidad social”, dijo.

Leer por gusto 

Cambio de paradigma. Las bibliotecas deben adecuarse a los recursos tecnológicos, pedagógicos y físicos que permitan tener espacios para la lectura con fines formativos, lúdicos e informativos.

Niños lectores, adultos lectores. Si no se promueve lectura desde la niñez, es muy difícil que se convierta en hábito en la edad adulta. Además de leerle a un niño, se recomienda animarlo a leer por cuenta propia.

Promover la lectura. La biblioteca puede intervenir en los programas de promoción de la lectura que integran diversas alfabetizaciones como la táctil, la cenestésica o la audiovisual, además de la escrita.

 

Dirección General de Divulgación de la Ciencia

La Fundación es una organización establecida en favor de las causas y objetivos de la Universidad Nacional Autónoma de México y para fortalecer su imagen como nuestra Máxima Casa de Estudios, tanto en México como en el extranjero.

Suscribete al Feed

¿Quieres comentar?

Dirección: Pennsylvania 203, Nápoles, Benito Juárez, 03810 Ciudad de México, Distrito Federal
Powered by: Layer & Soluciones IM
//jQuery(window).load(function(){ //jQuery('#myModal').modal('show'); //});