• Martes 17 de julio de 2018


La Sincronicidad de Carl Jung: las coincidencias no existen

La Sincronicidad de Carl Jung: las coincidencias no existen

Todo aquello que te parece una casualidad puede no serlo

Comparte esta nota

¿Te ha pasado que te sucede algún evento que parece una enorme casualidad sin explicación? Quizá algún día estás hablando acerca de una persona a quien hace mucho tiempo no ves y al día siguiente te cruzas con ella en el lugar menos esperado. O estás leyendo algún libro sobre un tema nuevo solo para encontrarte a algún experto en el tema o al autor del libro en casa de un conocido. Esto, de acuerdo a un gran número de personas, no es casualidad, sino una sincronicidad, un concepto sumamente enigmático y que ha sido estudiado por numerosos individuos.

Quizá uno de los más famosos es Carl Jung, el famoso psicólogo. Jung fue quien creó el término “sincronicidad”, para hacer referencia a “la simultaneidad de dos sucesos vinculados por el sentido pero no de manera casual”. Esto es la unión de los acontecimientos interiores y exteriores de un modo que no se puede explicar, pero que de alguna manera hace sentido.

Después de muchos años de estudio e investigación, Jung concluyó que existe una conexión entre el individuo y su entorno. Esta conexión en determinados momentos genera una atracción que termina por crear circunstancias coincidentes, que tienen un valor específico para las personas que la viven, con un significado simbólico. Las personas muy racionales utilizan el término casualidad para describir estos eventos.

El concepto surgió cuando Jung estaba tratando a una paciente sumamente racional. Un día en terapia la mujer le comentó al psicólogo que la noche anterior había soñado con un escarabajo, describiéndoselo perfectamente bien. Al terminar la sesión, de forma inesperada, entró volando por la ventana del consultorio un escarabajo exactamente igual al descrito por la paciente. Jung le dio una explicación a esto a través del concepto de sincronicidad y encontró una relación gracias al método de amplificación, asociándolo con aspectos de la personalidad de la paciente.

Jung observó que una experiencia sincrónica suele aparecer en momentos no esperados, pero siempre en el momento exacto, cambiando incluso a veces la dirección de nuestras vidas e influyendo en nuestros pensamientos. Pero para que eso suceda, es básico estar atento a las señales y al mundo.

Si estamos atentos a lo que pasa en nuestro entorno, habrá mayor probabilidades de que ocurra sincronía a nuestro alrededor. La sincronía puede aparecer en todo, desde programas de televisión, hasta conversaciones, encuentros en la calle o libros que aparecen “de la nada”.

Mucho se ha asociado este concepto de sincronicidad con la ley de atracción, pues se suele afirmar que cuando direccionamos nuestro pensamiento con respecto a algo, podemos lograr que eso suceda, ya que la energía de la mente es sumamente poderosa.

Más adelante, Jung escribió un libro llamado “Synchronicity” en combinación con el ganador del Premio Nobel W. Pauli. En él, explica su teoría y aplica el concepto a la parapsicología, la previsión y la premonición, incluso al I Ching, a la astrología y otros campos que no son necesariamente científicos. Sin embargo, esto no le restó importancia a su trabajo, pues llegó a discutir ampliamente del tema con Albert Einstein, relacionando el concepto con la teoría de la relatividad y con la física cuántica. Jung estaba absolutamente convencido de que la vida no es una serie de eventos inconexos sino la expresión de un orden más profundo, mismo que él y Pauli llamaban Unus mundus.

Por supuesto surgieron muchos críticos de las ideas de Jung, que con argumentos válidos han tratado de demostrar que lo que proponía el psicólogo no es cierto y aunque existe quien desvirtúa sus ideas, lo cierto es que tiene muchos adeptos que con el paso del tiempo han fortalecido su teoría.

circa 1960: Swiss pioneer of psychology Dr Carl Gustav Jung (1875 – 1961). (Photo by Hulton Archive/Getty Images)

Actualmente existen muchas derivaciones de la misma, pero todas giran alrededor del concepto original que Jung estableció y que involucran a ciencias como la psiquiatría, la neurología, psicología e incluso sociología.

La Fundación es una organización establecida en favor de las causas y objetivos de la Universidad Nacional Autónoma de México y para fortalecer su imagen como nuestra Máxima Casa de Estudios, tanto en México como en el extranjero.

Suscribete al Feed

¿Quieres comentar?

Dirección: Pennsylvania 203, Nápoles, Benito Juárez, 03810 Ciudad de México, Distrito Federal
Powered by: Layer & Soluciones IM
//jQuery(window).load(function(){ //jQuery('#myModal').modal('show'); //});