• Sábado 21 de julio de 2018


Las radiaciones electromagnéticas y sus implicaciones en la salud

Las radiaciones electromagnéticas y sus implicaciones en la salud

Comparte esta nota

La mayoría de nosotros no tenemos conciencia de los estragos en la salud que puede  generar el uso prolongado de teléfonos celulares, computadoras, líneas eléctricas, hornos de microondas y otros dispositivos electrónicos y magnéticos.

Las radiaciones electromagnéticas pueden inducir confusión mental, falta de memoria, ansiedad, depresión y fatiga crónica en personas sensibles a las ondas que irradian. Los campos electromagnéticos que desprenden aparatos como el horno de microondas, las computadoras y el teléfono celular, pueden generar dolores de cabeza, latidos irregulares del corazón, mareos, falta de memoria, insomnio, falta de concentración, tumores cerebrales y aneurismas. Para protegerse de ellas, se debe reducir al mínimo a su exposición, y de esta manera disminuir su impacto en la salud.

Evitar por completo la radiación electromagnética es imposible, pero reducir su impacto es factible. Lo primero será desconectarlos cuando no se les utilice. Evitar la exposición a redes de Wi-Fi, sobre todo, dentro del hogar.

Cargar completamente las laptops y luego desconectarlas cuando se utilicen, de esta manera se reducirá la exposición a los campos electromagnéticos. Evitar en la medida de lo posible la iluminación halógena y fluorescente. Ambas tecnologías producen campos electromagnéticos significativos.

Si usas teléfonos inalámbricos, evita la tecnología DECT, ya que transmite una señal de radio de frecuencia fuerte, incluso cuando no está activa. Se recomienda tener el teléfono lejos del cuerpo, activando el modo de altavoz. Lo mismo para los teléfonos celulares, trata de utilizar el dispositivo de manos libres.

Para reducir sus efectos se recomienda:

Conectar el cuerpo con tierra, hacer conexión con la tierra, estar de pie descalzo sobre la hierba húmeda durante diez minutos cada día. Ingesta de alimentos clave y suplementos, mejora la resistencia a la radiación electromagnética. Una dieta rica en nutrientes es también esencial, consumir alimentos con Yodo, vitamina D3, vitaminas del complejo B, ácidos grasos Omega-3.

Las alimentos a consumir son: alcachofas, arándanos, frijoles rojos, nueces, granada, romero, espárragos, nueces, ciruelas, verduras crucíferas -brócoli, col, coles de Bruselas, coliflor-, la canela y el cilantro.

Existen también equipos tecnológicos que neutralizan los campos electromagnéticos.

 

Fuente | NaturallYsavvy

La Fundación es una organización establecida en favor de las causas y objetivos de la Universidad Nacional Autónoma de México y para fortalecer su imagen como nuestra Máxima Casa de Estudios, tanto en México como en el extranjero.

Suscribete al Feed

¿Quieres comentar?

Dirección: Pennsylvania 203, Nápoles, Benito Juárez, 03810 Ciudad de México, Distrito Federal
Powered by: Layer & Soluciones IM
//jQuery(window).load(function(){ //jQuery('#myModal').modal('show'); //});