• Sábado 16 de febrero de 2019


Los cenotes, especie de depósitos sagrados. Dirección General de Divulgación de la Ciencia, UNAM

Los cenotes, especie de depósitos sagrados. Dirección General de Divulgación de la Ciencia, UNAM

Comparte esta nota

Los cenotes constituyen un recurso conocido solo parcialmente, pero representan una de las maravillas naturales de nuestro país;  para los mayas encarnaban parte de su vida y cultura. El agua que almacenan los cenotes se encuentra expuesta a las condiciones ambientales que predominan en la península de Yucatán; estas le proporcionan un ambiente exótico en el cual se desarrollan formas de vida únicas.

En la Riviera Maya abundan las maravillas naturales que la han consolidado como una ruta con paisajes inigualables; entre sus grandes formaciones naturales se encuentran los cenotes, formaciones rocosas que tardan miles de años en formarse.

La península de Yucatán es una región que está compuesta física y químicamente de un material rocoso en disolución; es decir, está conformada principalmente de cuevas kársticas, cuya composición es favorable para la formación de cenotes debido a que su estructura es principalmente de carbonato de calcio, dolomita, yeso y cloruro de sodio o sal común.

Cenote o Ts´onot, palabra de origen maya, designa a un pozo natural en terrenos calizos (áridos y secos) formado por el derrumbe del techo de una caverna. Los cenotes son una excavación que se produce en la roca de las cuevas, cuya forma recuerda a la de los tubos de ensayo. Sus diámetros van de 10 a 100 metros y sus profundidades, en algunos casos, alcanzan los 125 metros.

Arturo Montero García, arqueoastrónomo egresado de la maestría en Historia de la Facultad de Filosofía y Letras  de la, señaló que los cenotes son el nivel inferior del universo maya y representan espacios sagrados que eran la entrada al inframundo”.

Las diferentes investigaciones que se han hecho, arrojan que dentro de las cuevas se establecían rituales vinculados con la pureza e importancia del agua.

Actualmente, los cenotes representan importantes fuentes de agua subterránea, que dan vida a una gran diversidad de flora y fauna. No solo favorecen las condiciones del ecosistema sino que también forman parte trascendente de la las comunidades, ya que los proveen de recursos para su subsistencia como plantas medicinales y alimentos.

La Reserva Natural Kilix Ha

En el ejido de Jacinto Pat, en el municipio de Tulum, en Quintana Roo, se encuentra la reserva natural de Kilix Ha, cuyo nombre significa Santuario del Agua. Aquí se pude visitar el cenote El Caracol, que al igual que muchos otros cenotes del país, presenta un gran atractivo turístico; sin embargo, esta actividad puede ser devastadora para el medio ambiente.

Por esta razón, durante años Kilix permaneció cerrada al público, pero ahora los propietarios de la reserva natural colaboran con la empresa Go Natural, establecida en Playa del Carmen, Quintana Roo; esta se ha propuesto como un objetivo desarrollar infraestructura turística con bajo impacto ambiental.

Elva Escobar del Instituto de Ciencias del Mar y Limnografía de la UNAM dijo que:

  • Los cenotes abiertos albergan la mayor cantidad de diversidad de especies. Debido a que en estos espacios la luz solar penetra y permite el desarrollo de organismos foto sintetizadores.
  • En los cerrados no hay flora y muy poca fauna. A causa de que no hay luz solar las plantas no sobreviven; estas no logran la fotosíntesis y los animales no obtienen alimentos.
  • La fauna de los cenotes se encuentra compuesta por algunos organismos que viven asociados al agua o que viven en ella. Entre ellos están los insectos, anfibios, reptiles, esponjas y mamíferos.
  • Los mamíferos.  Entre las especies que habitan los cenotes cerrados están los murciélagos. Una importante fuente de energía de las cuevas mediante su aporte de materia orgánica a través de sus excretas.

Biología en los cenotes

  • Plantas acuáticas. Las algas que se desarrollan en los cenotes contribuyen a la coloración del agua; cuando son abiertos la química de las algas hace que el agua tenga una coloración azul – verdosa.
  • Aumento de especies. Los cenotes contribuyen de manera importante en el esparcimiento de algunas de las especies acuáticas como el plancton y de las adyacentes, como semillas, dijo la doctora Escobar.

Adaptación al ambiente. La fauna acuática es un indicador de las condiciones ambientales del cenote, ya que por sus características de aislamiento las especies han desarrollado adaptaciones específicas.

La Fundación es una organización establecida en favor de las causas y objetivos de la Universidad Nacional Autónoma de México y para fortalecer su imagen como nuestra Máxima Casa de Estudios, tanto en México como en el extranjero.

Suscribete al Feed

¿Quieres comentar?

Dirección: Pennsylvania 203, Nápoles, Benito Juárez, 03810, Ciudad de México.
Powered by: Layer & Soluciones IM
//jQuery(window).load(function(){ //jQuery('#myModal').modal('show'); //});