• Jueves 21 de septiembre de 2017


Un espacio para entender y solucionar problemas

Un espacio para entender y solucionar problemas

Un texto de Patricia Balvanera, Investigadora del CIECO UNAM Morelia

Comparte esta nota

La UNAM ha sido para mí un extraordinario privilegio. Este privilegio lo he vivido desde el primer día que llegué como alumna de maestría a la UNAM, cuando fui alumna de doctorado y ahora, que soy investigadora y profesora. Este privilegio lo podría dividir en cinco aspectos:

El primero de ellos es que para mí la UNAM ha sido una puerta a la excelencia y a la universalidad. Lo que se hace en la UNAM es realmente punta de lanza a nivel nacional, latinoamericano y global. En la Universidad se promueve la excelencia en todos sus aspectos, tanto en la docencia como en la investigación y la difusión cultural a través de múltiples mecanismos que nos permiten realizar todo este quehacer a niveles realmente excelentes, de primera calidad.

Un segundo privilegio de formar parte de la UNAM es lo afortunado que resulta estar en un lugar en donde cada día se aprende algo nuevo. Cada día aprendo algo de mis colegas, o a través de mi quehacer de investigación, o en la lectura de los artículos que se publican en otros lados. También cada día aprendo algo nuevo de los jóvenes estudiantes que se integran a mis clases. El aprendizaje es particularmente enriquecedor puesto que se respetan todas las formas de pensamiento, y se promueven la interacción y el aprendizaje colectivo.

El tercero es el poder contar con un espacio para la reflexión profunda y para la creatividad. El pensamiento lento, el que se requiere para el entendimiento de problemas complejos y para la búsqueda de soluciones necesita de espacio, de flexibilidad. El privilegio que nos otorga la UNAM para dar paso al pensamiento lento es un privilegio del que no muchos gozan, aún en el primer mundo. Muchos de mis colegas en Europa, por ejemplo, no tienen la libertad de uso de su tiempo, pues tienen cada uno de sus minutos asignados a proyectos específicos. Por ello es un privilegio extraordinario tener esta posibilidad de ser libre en nuestro quehacer, lo que nos permite aprovechar al máximo el potencial que tiene cada investigador de la UNAM.

El cuarto privilegio de pertenecer a la Universidad se refiere a la posibilidad de moldear a los miembros de esta nueva generación, a los nuevos estudiantes que pasan por nuestras manos. Me emociona poder ser parte de un proceso de formación de los jóvenes que ingresarán a la planta de futuros profesionistas del país, compartir con ellos el entusiasmo por el aprendizaje de excelencia y de universalidad y ayudar así a la formación de profesionistas responsables, comprometidos, éticos.

El quinto privilegio radica en que la UNAM me ha permitido a mí, a mis colegas y a los estudiantes que trabajan con nosotros, incidir en la toma de decisiones en México a diferentes niveles, tanto a nivel federal como a nivel local. Así, he podido participar en proyectos para monitorear la enorme biodiversidad que tiene nuestro planeta, y en particular nuestro país, y el desarrollo de plataformas para informar sobre las contribuciones de ésta al bienestar humano.

Tomando en cuenta todo lo anterior considero de suma importancia colaborar con Fundación UNAM. Nuestra Máxima Casa de Estudios, al igual que otras instituciones muy importantes educativas y de investigación de nuestro país, es el semillero del futuro de México. Es a través de la UNAM y estas instituciones como podemos construir el país del futuro que queremos, un país en el cual podamos contar con profesionales éticos, profundamente comprometidos, creativos, dispuestos a aprender, dispuestos a trabajar en equipo, a aprender de los demás y a colaborar para, entre todos, construir un México mejor. Y a ello contribuye de manera importante la Fundación UNAM, a través de sus programas de becas, que permiten acceder a esta excelencia, a esta apertura y a estas oportunidades de aprendizaje.

Por: Patricia Balvanera, Investigadora del Centro de Investigaciones en Ecosistemas y Sustentabilidad ​Campus Morelia​.

Fuente | El Universal


Sigue leyendo:

Por la UNAM hablará mi espíritu. Otras voces de universitarios comprometidos con su Alma Mater (click en la imagen para ver la lista de textos)

voces_universitarios (1)

La Fundación es una organización establecida en favor de las causas y objetivos de la Universidad Nacional Autónoma de México y para fortalecer su imagen como nuestra Máxima Casa de Estudios, tanto en México como en el extranjero.

Suscribete al Feed

¿Quieres comentar?

Dirección: Pennsylvania 203, Nápoles, Benito Juárez, 03810 Ciudad de México, Distrito Federal
Powered by: Layer & Soluciones IM