• Jueves 20 de septiembre de 2018


Entrevista a Alejandro Carrillo Castro

Entrevista a Alejandro Carrillo Castro

Comparte esta nota

El doctor Alejandro Carrillo Castro es experto en Administración Pública, ha sido funcionario, diplomático, profesor universitario, conferencista y consultor académico entre muchas actividades. Además, escribió varios libros, obras de teatro y canciones, que a su vez interpreta. Este hombre, que pareciera haber vivido varias vidas por todo lo que hizo y sigue haciendo, está unido desde adolescente a la Máxima Casa de Estudios. Aquí, con humor y claridad en sus ideas, nos cuenta cómo su vida ha estado atravesada por la UNAM.

Carrera

Aquí el Dr. Carrillo nos cuenta cómo fue que se volvió experto en Administración pública. Comenzó a estudiar antes de recibirse, dado que tomaba clases de siete a nueve de la mañana y a las diez ya estaba en la oficina.

“En la secretaria de la presidencia me quedé 18 años con tres distintos presidentes. Fui ascendiendo de pasante, cuando me recibí pasé a ser abogado, luego fui secretario particular del Oficial Mayor. Se creó la  Comisión de Administración Pública y como a mí me gustaba mucho el derecho administrativo me hicieron secretario técnico de la Comisión, luego me mandaron seis meses a estudiar un diplomado  de Administración pública, pero siempre  dentro de la Secretaria de la Presidencia.”

“En cierto tipo de carreras, yo diría en todas, pero en unas es más fácil que en leyes si tu tomabas clases de 7 a 9 de 7 a 10, a veces tomé una que otra en la tarde en la noche pero tuve tiempo siempre para poder trabajar. Ahí estuve casi en la misma oficina, abajo de la oficina del presidente, durante 18 años con puestos diferentes. Yo entré el último año del presidente López Mateos, entró después el Presidente Díaz Ordaz. Ahí estuve todos eso  años, ahí conocí a López Portillo que llegó a ser jefe de la Oficina Jurídica, luego con Echeverría entró Porfirio Muñoz Ledo en lugar de López Portillo me quedé yo ahí, luego fui tres años nada más como secretario general del Consejo de Ciencias y Tecnología, luego llegó López Portillo como presidente, me volvió a regresar a la misma oficina.”

Docencia

“Durante 25 años di Administración Pública y mucho tiempo después, ya casi a los 60 años volví a la Facultad de Derecho pero a dar Sociología que era la que más me gustaba. Solo dejé de dar clases cuando en la administración de Salinas me invitaron a ser cónsul general de México en Chicago y después embajador de México ante la OEA en Washington, esos seis años estuve fuera del país. Pero cuando regresé volví a dar clases.”

“Después hace unos siete años  de haber regresado me propuso el Rector Juan Ramón de la Fuente como sustituto del miembro de Patronato que ya terminaba, entonces la junta de gobierno acordó que yo fuera miembro del Patronato, seguiría yo dando clases en la Universidad, en la Facultad de Derecho. Formé parte, durante 4 años, del patronato de la Universidad tanto con el Rector de la Fuente como con el Rector Narro. Así es como me vinculo con Fundación UNAM. La actividad docente para mí fue siempre una forma de regresarle a la sociedad, a la universidad, lo que medio. Muchas veces costaba más la gasolina para ir a Ciudad Universitaria que lo que me pagaban. Pero hay que trabajar para regresarle al país el privilegio que nos dio.

El padre de la Administración Pública

En cuanto a su fama como experto en Administración Pública, el Dr Carrillo se lo toma con mucho humor.

“Dicen en plan de broma que soy el padre de la Administración Pública de la Reforma Administrativa Mexicana. No es cierto, tuve la fortuna de estar 18 años  encargado de ese programa en  cuatro administraciones diferentes y en este país que es muy generoso, cualquier imbécil que dure  18 años en un puesto se vuelve clásico. Se vuelve referencia, porque bueno, digo, a menos de que seas un oligofrénico, pues sí, pero si te dedicas a eso  te vuelves clásico porque sí  porque los libros que se escriben sobre ese tema te toca escribirlos a ti, la crónica te toca escribirla a ti.”

Y nos cuenta también sobre su amor por la música y el teatro.

“Tengo 50 canciones grabadas y he escrito el Rey Creón, que es una obra que se ha representado 40 veces, se llama lectura dramatizada porque solamente una vez fue puesta de memoria.”

Sobre la UNAM hoy

“Yo creo en este momento, más que nunca, la función de la Universidad es muy importante porque si desapareciera la Universidad desaparecería el único  vehículo que hay  actualmente para garantizar la movilidad social. La única que todavía sigue siendo nacional y gratuita es la UNAM. Por eso no hay que descuidarla, hay que hacer un esfuerzo para que garantizar que no decaiga el nivel de enseñanza.”

La Fundación es una organización establecida en favor de las causas y objetivos de la Universidad Nacional Autónoma de México y para fortalecer su imagen como nuestra Máxima Casa de Estudios, tanto en México como en el extranjero.

Suscribete al Feed

¿Quieres comentar?

Dirección: Pennsylvania 203, Nápoles, Benito Juárez, 03810 Ciudad de México, Distrito Federal
Powered by: Layer & Soluciones IM
//jQuery(window).load(function(){ //jQuery('#myModal').modal('show'); //});