• Jueves 23 de noviembre de 2017


La UNAM, el gran espacio para la reflexión sobre la sociedad mexicana

La UNAM, el gran espacio para la reflexión sobre la sociedad mexicana

Un texto de Estela Morales, Coordinadora de Humanidades e Investigación de la UNAM

Comparte esta nota

Desde el punto de vista del trabajo que yo desempeño, la UNAM es una institución maravillosa. Nos acoge, nos abriga y nos catapulta cuando ello se requiere. Yo lo veo como una pista en la que uno puede aterrizar y puede despegar, las dos cosas. Es un ir y venir. ¿Por qué lo digo? Porque la UNAM nos acoge como alumnos y después como académicos, y en todo momento nos anima a progresar. En mi caso, todos los proyectos que he tenido en mente para la educación superior y para el área de las Humanidades y Ciencias Sociales han contado con el apoyo de nuestra Casa de Estudios, y he recibido recompensas académicas de todo tipo. La UNAM nos impulsa y propicia oportunidades de aplicar nuestro conocimiento, tanto dentro como fuera de la institución. Recuerdo que un rector escuchó alguna vez que alguien se quejó de que “no nos duraban ciertos cuadros que nuestra Universidad formaba; los formamos y se van”. El rector contestó que esa es otra de las tareas de la UNAM: “Formar cuadros, para beneficio del país en su conjunto”. Nos forma como profesionistas, como docentes y como investigadores, pero no sólo eso; nos alienta a ser útiles en diversos sitios y ambientes. Por todo eso, la UNAM es una institución maravillosa.

En el área de mi responsabilidad, las Humanidades y las Ciencias Sociales, la Universidad Nacional responde plenamente al significado de Universidad del conocimiento inherente a una institución que se responsabiliza de la conservación de los saberes generados por la humanidad a través de los siglos, así como de la creación e innovación de conocimientos en todas las disciplinas y objetos de estudio que requiere el mundo global y local. Y cabe resaltar que la UNAM, sin duda, apoya e impulsa el estudio de las Humanidades y las Ciencias Sociales.

Por fortuna para el país y para nosotros, la UNAM tiene una relación casi simbiótica con toda la sociedad mexicana. Esa es una vocación de origen, que en mi área se ve clarísima. Nosotros no podríamos trabajar ningún tema en el campo de las Humanidades y las Ciencias Sociales si éste no se relaciona estrechamente con la sociedad mexicana. Por ejemplo, en torno del tema del sistema electoral vigente, no lo podríamos estudiar sólo desde un cubículo a puerta cerrada. Tenemos que salir y dialogar con la población, y es muy reconfortante cuando miembros de la sociedad (el comentarista de televisión, el periodista, o el taxista) comentan y hacen suyas las ideas y opiniones de algún académico en torno de nuestro sistema electoral. A nosotros nos da gusto que una institución como el INE, por ejemplo, se apoye mucho en los trabajos que se desarrollan en la UNAM en torno de este asunto.

Otro ejemplo de la participación social de nuestros investigadores podría ser el caso de una catástrofe natural. Por supuesto que corresponde a los científicos ofrecer la explicación de las causas de este tipo de fenómenos físicos. Pero, ¿quién y cómo debe atenderse a la población? ¿Quién la anima? ¿Quién les sugiere a los políticos cómo deberían actuar en función de las características de cada población afectada? Ahí también participan los académicos de las Humanidades y las Ciencias Sociales de la UNAM. Ese es el ámbito en el que la UNAM participa a través de nuestra área académica.

El importante papel que desempeña la UNAM y su compromiso social se ha ido desarrollando con los años. Desde la Universidad de 1910 a la fecha, siempre ha existido una relación muy estrecha tanto con la ciudad capital como con todo el país. Actualmente la UNAM cuenta con sedes en casi todos los estados de la República; y donde no existe alguna, tenemos importantes programas de trabajo. Por ejemplo, tenemos una sede de la UNAM en San Cristóbal de las Casas, lo que es muy importante para nuestras tareas, ya que ahí se estudia lo concerniente a la frontera sur, y para nuestro país es muy significativo lo que ocurre en las dos fronteras. A veces nada más miramos al norte, pero la frontera sur es también cultural, económica e históricamente fundamental para el país.

La relación con América Latina también es muy importante para nosotros en la UNAM. Si trabajamos en el estudio de los problemas indígenas, no podemos ver nada más a nuestros indígenas, ya que podemos extrapolar sus actuales condiciones a otras naciones del centro y del sur de nuestro continente. También está el tema de la migración, por ejemplo, que requiere el estudio compartido con colegas de otros países. En lo que se refiere al área de las Humanidades y las Ciencias Sociales, la UNAM tiene aproximadamente unas 22 entidades de investigación.

En cuanto a la tarea que realiza la Fundación UNAM, debo decir que ya existían algunos esfuerzos previos, como los que realiza la Sociedad de Exalumnos de Ingeniería, que apoya muchísimo a su Facultad, o la Facultad de Química, por ejemplo. Pero hasta hace 20 años no se contaba con una asociación civil que apoyara abiertamente, y de manera plural, a toda la Universidad. La Fundación UNAM tiene la misma filosofía de la Universidad: Ser totalmente plural. Esta institución filantrópica de la Sociedad Civil apoya proyectos que beneficiarán a la docencia, a la investigación o a la difusión de la cultura y son presentados para que los integrantes de su Consejo Directivo los evalúen y los apoyen. Hay que resaltar que todos estos proyectos han sido bastante exitosos, y se han convertido en una tarjeta de presentación para que muchos empresarios y personas altruistas de nuestra comunidad contribuyan a incrementar los recursos con los cuales la FUNAM apoya las tareas de la Máxima Casa de Estudios en beneficio de nuestra comunidad. 

Por: Estela Morales, Coordinadora de Humanidades e Investigación de la UNAM

Fuente | El Universal


Sigue leyendo:

Por la UNAM hablará mi espíritu. Otras voces de universitarios comprometidos con su Alma Mater (click en la imagen para ver la lista de textos)

voces_universitarios (1)

La Fundación es una organización establecida en favor de las causas y objetivos de la Universidad Nacional Autónoma de México y para fortalecer su imagen como nuestra Máxima Casa de Estudios, tanto en México como en el extranjero.

Suscribete al Feed

¿Quieres comentar?

Dirección: Pennsylvania 203, Nápoles, Benito Juárez, 03810 Ciudad de México, Distrito Federal
Powered by: Layer & Soluciones IM