• Sábado 21 de julio de 2018


Carbono negro, el peligroso contaminante atmosférico

Carbono negro, el peligroso contaminante atmosférico

Existen formas de frenar su daño

Comparte esta nota

Considerado como el segundo mayor contaminante de la atmósfera, después del dióxido de carbono, el carbono negro es responsable en un 16% del calentamiento global. Este contaminante tiene la capacidad de absorber la radiación solara para irradiarla nuevamente en la atmósfera en forma de calor, esto afecta a la formación de nubes y patrones de lluvias, y cuando se deposita sobre la tierra favorece a que el hielo y la nieve se derritan.

El carbono negro es un residuo que resulta de la combustión incompleta o ineficiente de diversas fuentes, como el transporte, la biomasa y las industrias del sector energético. Forma partículas de distintos tamaños que aunque permanecen poco tiempo en la atmósfera, son responsables de la mala calidad del aire que respiramos. Esto representa un gran impacto directo en la salud, pues según datos de la Comisión Europea, provoca unas 600 mil muertes al año en Europa, muchas más de las causadas por accidentes de tráfico.

01 MARTES Carbono negro 02

Para mitigar el cambio climático, es necesario reducir las emisiones de carbono negro, pues esto reduciría los efectos que éste tiene sobre la salud. Se ha comprobado que el carbono negro disminuye la esperanza de vida de la población, de forma significativa, aumentando con ello el riesgo de desarrollar enfermedades respiratorias graves.

Si pudiéramos nombrar una ventaja del carbono negro frente al dióxido de carbono, sería su corta estancia en la atmósfera. Al reducir las emisiones de carbono negro se generaría un impacto sobre el calentamiento global, este cambio sería visible a corto plazo y la disminución de la temperatura sería más rápida de lo que lograríamos con la reducción de emisiones de metano y dióxido de carbono.

La utilización de filtros en motores diésel o el uso de transportes no contaminantes como la bicicleta son algunas de las regulaciones contra este tipo de emisiones que se han establecido en la mayoría de los países desarrollados. Las medidas de bajo costo se pueden poner en práctica de forma sencilla para ayudar a reducir los niveles de carbono negro que se emiten de forma cotidiana hacia la atmósfera.

Sin embargo, los países en vías de desarrollo se han convertido en los principales emisores de este contaminante. Es por ello que resulta fundamental la implementación de sistemas de uso de biomasa más eficientes o la sustitución de ellos por recursos energéticos que tengan una combustión que emita una menor cantidad de carbono negro.

01 MARTES Carbono negro 03

Una forma de lograr esto es cambiar las cocinas tradicionales por las más modernas, esto puede suponer un beneficio importante no sólo para la salud de las personas, sino que ayudaría a la reducción de emisiones de carbono negro.

 

Si queremos poner nuestro granito de arena para frenar el cambio climático, resulta de vital importancia reducir nuestras emisiones de carbono negro, al igual que las de dióxido de carbono. Ha llegado el momento de ser responsables con nuestro planeta y ayudarlo antes de que sea demasiado tarde.

 

Fuente| Webconsultas 

La Fundación es una organización establecida en favor de las causas y objetivos de la Universidad Nacional Autónoma de México y para fortalecer su imagen como nuestra Máxima Casa de Estudios, tanto en México como en el extranjero.

Suscribete al Feed

Suscribete al Feed

¿Quieres comentar?

Dirección: Pennsylvania 203, Nápoles, Benito Juárez, 03810 Ciudad de México, Distrito Federal
Powered by: Layer & Soluciones IM
//jQuery(window).load(function(){ //jQuery('#myModal').modal('show'); //});