• Miércoles 23 de enero de 2019


Consejos para reducir tu huella de carbono

Consejos para reducir tu huella de carbono

Comparte esta nota

La huella de carbono es el certificado con el que se miden las emisiones de dióxido de carbono (CO2) esto aplica no sólo para las empresas y fábricas, sino para los seres humanos. Existen diversas formas en las que con acciones individuales podemos reducir nuestra huella de carbono y así ayudar un poco al medio ambiente.

En la cocina, la utilización de un refrigerador etiquetado con la letra A, en función de su eficiencia energética, reduce 81kg de CO2 al año, en comparación con una C. También al sacar alimentos del congelador, lo ideal es descongelarlos en el mismo refrigerador, en vez de hacerlo al exterior o con el microondas, evitando así un mayor gasto. Ajustando el termostato a una temperatura de 6° C en la refrigeración y de -1° C a -18° C en la congelación. Evitar abrir la puerta lo menos posible y cerrarla rápidamente también ayuda.

Los residuos domésticos son una fuente de energía y materias primas que pueden aprovecharse productivamente, pues gran parte de la basura es recuperable o reciclable. Si reducimos el volumen de basura generada, a través del reciclado o de la compra sustentable, reducimos también las emisiones. Hay que considerar que existen tipos de papel, como plastificados, adhesivos o encerados, que no pueden reciclarse, sin embargo el vidrio es 100% reciclable.

En el baño, el ahorro de agua, sea fría o caliente, conlleva un ahorro energético. Una ducha consume cuatro veces menos agua y energía que un baño de tina. Por supuesto, es importante reducir goteos o fugas, pues pueden significar una pérdida de 100 litros de agua al mes. Al calentar el agua con gas, en vez de electricidad, se evita la emisión de media tonelada de CO2 al año por cada familia, reduciendo también el gasto general de los servicios.

Es importante aprovechar la iluminación natural, que además es gratuita. Las paredes y techos con colores claros reducen el uso de iluminación artificial. Mantener limpias las lámparas y pantallas aumentará su luminosidad sin incrementar la potencia. En cuanto a la calefacción y refrigeración, debemos revisar las pérdidas que se originan en las ventanas, el calor y frío acumulado en una vivienda es mayor si se cierran persianas y cortinas.

Al transportarnos, una conducción eficiente del automóvil aumenta la seguridad vial y con ello se disminuye el tiempo de viaje, consiguiendo un ahorro de combustible y las emisiones de CO2. Mantener la velocidad lo más uniforme posible, evitar acelerar y cambiar de marcha de forma innecesaria, ahorra combustible también. Cuando nos detenemos por más de 60 segundos, es recomendable apagar el motor. Mantener el automóvil en buenas condiciones ahorrará energía y mejorará la seguridad. También es importante evitar el uso del automóvil si existen otras opciones que no generen CO2.

Muchos aparatos electrónicos, como televisores, microondas, equipos de audio o computadoras, continúan consumiendo energía eléctrica aun cuando se encuentran apagados. Si reducimos todos esos pequeños consumos, no sólo veremos un ahorro en nuestros gastos, sino que estaremos reduciendo nuestra huella de carbono.

Estos son algunos de los pasos que puedes tomar para reducir tu huella de carbono y poner tu granito de arena para ayudar al medio ambiente.

La Fundación es una organización establecida en favor de las causas y objetivos de la Universidad Nacional Autónoma de México y para fortalecer su imagen como nuestra Máxima Casa de Estudios, tanto en México como en el extranjero.

Suscribete al Feed

Suscribete al Feed

¿Quieres comentar?

Dirección: Pennsylvania 203, Nápoles, Benito Juárez, 03810, Ciudad de México.
Powered by: Layer & Soluciones IM
//jQuery(window).load(function(){ //jQuery('#myModal').modal('show'); //});