• Sábado 16 de febrero de 2019


¿Se puede hackear el cambio climático?

¿Se puede hackear el cambio climático?

La bioingeniería y sus riesgos

Comparte esta nota

Algunas personas podrían argumentar que el mayor desafío moral de nuestro tiempo es suficientemente grave para justificar la deliberada manipulación del clima para evitar los efectos dañinos del calentamiento global.

La geoingeniería o hackeo del clima es una intervención directa en los ambientes naturales de nuestro planeta, incluyendo la atmósfera, los mares y océanos. Se ha sugerido que la geoingeniería podría comprar un poco de tiempo para prevenir el calentamiento global y que deberíamos mirar esto seriamente, antes de que todo vaya mal con nuestro clima.

Hay dos problemas con esta discusión. El primero es que ya tenemos una solución costeable que es comprendida: reducir nuestras emisiones de carbono. El segundo es que la geoingeniería por sí misma está llena de peligros y que la versión más peligrosa, que es el manejo de la radiación solar, es la más popular en las exploraciones de este campo.

En esencia, el manejo de la radiación solar trata de imitar a los volcanes. Los científicos climáticos han sabido por años que las mayores erupciones volcánicas pueden expulsar tanta ceniza en la atmósfera que atenúan al sol de forma efectiva.

01 Hackear cambio climatico 02

Las pequeñas partículas de ceniza bloquean la luz del sol, reduciendo la cantidad de energía solar que llega a la superficie de la Tierra. Una erupción volcánica mayor como la del Monte Pinatubo en 1991 puede causar un enfriamiento global de 0.1º centígrados por entre dos y tres años.

Mientras, la temperatura global se incrementaría como ha sucedido, llevando a un incremento proyectado de casi 4º centígrados dentro del siguiente siglo, la ceniza de unas cuantas erupciones volcánicas cada año podría, teóricamente, compensar la subida de temperatura debido a la quema de combustibles fósiles.

La ciencia nos ha enseñado que depositar cenizas, o algo similar, en la atmósfera no es algo tan difícil. Estudios han mostrado que utilizar globos puede costar algunos miles de millones de dólares al año. Suena como una solución mucho más barata y sencilla que tratar de negociar un tratado internacional para cortar las emisiones de carbono de las naciones de todo el mundo. La geoingeniería tiene el potencial de ser financiada e implementada por un individuo con poder, y se cumpliría con mucho menos esfuerzo.

Si es tan sencillo, ¿por qué no estamos lanzando cenizas al cielo para disminuir al sol? Quizá porque solucionar el cambio climático posiblemente crearía nuevos problemas. El Panel Intergubernamental en Cambio Climático (IPCC) ha rechazado completamente el manejo de radiación solar, no porque sea complicado, sino porque no existe garantía de que las consecuencias sean benignas.

01 Hackear cambio climatico 03

Hay tres grandes problemas que pueden hacer de la bioingeniería algo tan peligroso que esperamos nunca sea utilizada. Primero, no ataca la raíz del cambio climático, únicamente trata uno de sus síntomas que es el calentamiento global, fallando en lidiar con otros problemas como la acidificación de los océanos. Eso debido a que nuestras emisiones de dióxido de carbono continuarán acumulándose en la atmósfera disolviéndose en los océanos, haciendo que el agua de mar sea más ácida, dificultando que corales y ostras formen un esqueleto.

El segundo problema también se relaciona con la acumulación de dióxido de carbono en la atmósfera. Si en algún punto en el futuro dejamos de lanzar cenizas al cielo, la ceniza desaparecería rápidamente de la atmósfera en pocos años. Sin embargo, los niveles de dióxido de carbono serían más altos que antes. La Tierra experimentaría un calentamiento rápido. Según la IPCC, esto sería más que 2º centígrados por década.

Lanzar polvo a los cielos cambiaría el clima, en particular, alteraría la precipitación pluvial entre países, haciendo que algunos sean más secos y otros más húmedos. Esto tendría un grave impacto en los diferentes tipos de agricultura. Aunque no queda clara la forma en que cada país se vería afectado, sabemos que los suministros de agua y comida impredecibles pueden provocar un conflicto regional e incluso guerras.

Algunos investigadores han considerado inmoral a la bioingeniería, pues se  piensa como una experimentación con la Tierra. Lo único que realmente sabemos es que necesitamos mucha más certeza antes de decidir hackear nuestro clima.

 

Fuente| IFLScience

La Fundación es una organización establecida en favor de las causas y objetivos de la Universidad Nacional Autónoma de México y para fortalecer su imagen como nuestra Máxima Casa de Estudios, tanto en México como en el extranjero.

Suscribete al Feed

Suscribete al Feed

¿Quieres comentar?

Dirección: Pennsylvania 203, Nápoles, Benito Juárez, 03810, Ciudad de México.
Powered by: Layer & Soluciones IM
//jQuery(window).load(function(){ //jQuery('#myModal').modal('show'); //});