• Martes 16 de octubre de 2018


Crea UNAM primer albergue de Axolotes

Crea UNAM primer albergue de Axolotes

Por Lizeth Ogazón

Comparte esta nota

Una de las más curiosas especies endémicas de México por su parecido con la salamandra es el Axolote, conocido también como “el pez caminante” a pesar de que es un anfibio.

Este vertebrado de cabeza ancha, ojos sin párpados, branquias, patas cortas y una cola con forma de aleta es considerado una creatura única en el mundo, por lo que ha sido objeto de estudio de diversos científicos internacionales.

Por esta razón, 10 ejemplares ingresaron al primer albergue de Axolotes, proyecto liderado por investigadores de la UNAM, el cual se ubica en la Cantera Oriente de la Reserva Ecológica del Pedregal de San Ángel (REPSA).

Con el alojamiento de estos especímenes se da inicio a una generación de albergues fuera de Xochimilco; ya que se evaluará qué tanto puede sobrevivir el Axolote en condiciones diferentes, por ejemplo, agua transparente como el río, o más turbia, como en los lagos.

AJOLOTES 5

“El seguimiento en anfibios debe ser por años, para verificar si el espacio es viable para la supervivencia.  Nos dimos cuenta de que el agua tiene condiciones óptimas y los parámetros físico-químicos son muy cercanos a lo que el axolote necesita. A ellos les gusta mucho la oscuridad y el lodo”, afirma el  Doctor Horacio Mena, investigador del Laboratorio de Restauración Ecológica del Instituto de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En este albergue, los Axolotes estarán de forma semicautiva, dentro de una jaula para ser protegidos, además llevan un chip que será monitoreado vía láser a fin de conocer su actividad.

“Los anestesiamos para que no les duela, es una jeringa un poco gruesa porque el chip es de un centímetro de largo y ancho como la punta fina de un lápiz. Con esto sabemos quién es quién, macho, hembra; si está enfermo, se fracturó o ha muerto, pues hemos hallado los chips hasta en estómagos de serpientes”, explicó Luis Zambrano, investigador del Laboratorio de Restauración Ecológica del Instituto de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), quien encabeza el proyecto.

Después de cruzar la fase de sobrevivencia en el albergue, los anfibios serán expuestos a un monitoreo directo en una jaula más amplia, en 5 grupos de parejas de  hembras  y machos.

“Sería mediante un teletransmisor, que pondremos en marcha en cuanto sepamos que sí funciona el albergue; se los colocaremos a cada uno, pero lo primero es evaluarlos dentro de las jaulas. Si es exitoso, la idea final es tener una población suficientemente grande, que sea un stock genético y poblacional para regresarlos a Xochimilco”, abundó.

Según un modelo estadístico realizado por el Laboratorio de Restauración Ecológica del Instituto de Biología (IB), para 2022 ya no habrá axolotes en Xochimilco, indicó el investigador Horacio Mena.

Según un modelo estadístico realizado por el Laboratorio de Restauración Ecológica del Instituto de Biología (IB), para 2022 ya no habrá axolotes en Xochimilco, indicó el investigador Horacio Mena.

“La meta final es que sea un refugio, un santuario para el axolote.  Queremos tener un banco genético de la especie. A la semana de que los metimos  a las jaulas hubo puesta de huevos en dos de los tres jaulas, la teoría es que si una especie se reproduce,  es porque en su ambiente tiene lo que necesita”,  afirmó el investigador.

El axolote (del náhuatl axolotl: monstruo acuático), es una especie endémica de los antiguos lagos del Valle de México (Xochimilco, Texcoco y Chalco), y actualmente podría ser considerado como una especie en peligro de extinción. No obstante, este albergue representa la esperanza de generar un nuevo hábitat para el Ambystoma mexicanum.

De acuerdo a un censo realizado por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) en 1998, se encontraron en Xochimilco más de 6 mil axolotes por km2. Sin embargo para 2014, este el número se redujo en un axolote por cada tres km2.

Cabe destacar que la creación del primer albergue en Ciudad Universitaria fue impulsada por el Club Universidad Nacional, AC.

Si deseas conocer más sobre estos trabajos puedes acceder a http://ajolote.ibiologia.unam.mx/

https://www.fundacionunam.org.mx/ecologia/por-que-estan-desapareciendo-los-ajolotes/

 La UNAM todavía tiene mucho por investigar, asóciate a Fundación UNAM y ayuda a que más mexicanos aporten a la ciencia, sociedad y al mundo.

 

GALERÍA

Fuente: DGCS, UNAM

 

La Fundación es una organización establecida en favor de las causas y objetivos de la Universidad Nacional Autónoma de México y para fortalecer su imagen como nuestra Máxima Casa de Estudios, tanto en México como en el extranjero.

Suscribete al Feed

¿Quieres comentar?

Dirección: Pennsylvania 203, Nápoles, Benito Juárez, 03810 Ciudad de México, Distrito Federal
Powered by: Layer & Soluciones IM
//jQuery(window).load(function(){ //jQuery('#myModal').modal('show'); //});