• Martes 16 de octubre de 2018


¿Miedo a las evaluaciones? Consejos para enfrentar el terror ante los exámenes

¿Miedo a las evaluaciones? Consejos para enfrentar el terror ante los exámenes

Comparte esta nota

Sentir nerviosismo ante un examen puede impedir que el mejor preparado tome las  mejores alternativas para salir triunfante en este tipo de procedimientos, para que no lo sufras, aquí algunas recomendaciones de como dominar el miedo y no permitir que opaque tus conocimientos.

Aquí algunos consejos para enfocarte en los mejores resultados ante los exámenes y conseguirlos:

Evitar extenuarte: ¿suena contradictorio? De lo que se trata es de estudiar de forma dosificada y no por tiempo prolongado. Es más efectivo hacerlo en intervalos con recesos, que pasar un largo periodo  ininterrumpido. La concentración se agota después de un par de horas, darse un descanso entre tiempos ayuda a obtener mejores resultados.

Contar con un espacio tranquilo donde estudiar: Si en casa en vez de estar tranquilo existen algunos problemas, y  los deberes familiares y del hogar no te permiten concentrarte, busca otro lugar. Se recomiendan las bibliotecas o un sitio tranquilo donde puedas concéntrate únicamente en tus estudios, un área abierta, una zona verde, un parque, siempre y cuando propicien la tranquilidad y la concentración.

Combinar diversas técnicas de estudio: No sólo la memorización ayuda al estudio, practica una lectura profunda del tema: pre-lectura, lectura (con subrayado, resumen y esquema), memorización y autoevaluación. Puedes intentar con otros medios una vez que tengas la información que debes aprender y manejar, como grabarte a ti mismo y analizar lo que obtienes, salir a correr escuchando dicha grabación, platicar sobre la materia con algún amigo que no esté relacionado a ella y ver si comprende tu exposición y observar en qué momentos te detienes a ahondar la información.

Intercalar materias. Si es temporada de exámenes y hay que presentar diferentes asignaturas, no te concentres sólo en una por tiempo prolongado, angustiarse no funciona. Cambia la preocupación por una planificación en el tiempo que se dedicará a las distintas asignaturas: comienza con las que se te faciliten, prosigue con las que te no te sean sencillas y termina con las intermedias.

Ejercitar la memoria. Puedes utilizar técnicas nemotécnicas como trazar mapas mentales, o, conformar una imagen a partir de la materia a estudiar en la que aparezcan dibujos y pocos datos. Pasar los números a imágenes, o recordar palabras asociándolas a otras más fáciles son algunos trucos que te pueden venir bien.

Programarse en positivo. No dar pie al miedo.  Si no se domina, lo más probable es que el temor no te deje rendir bien.  Elimina ideas falsas de tu cabeza como “no soy capaz”, “voy a renunciar” o “me voy a quedar en blanco”. Simplemente, dale la vuelta al miedo y proponte acciones positivas para vencerlos: “puedo”. “lo intentaré”, “me concentraré”.

Practicar relajación. Si te sientes verdaderamente agobiado o cansado, respira profundamente, cierra los ojos y concentra en tu mente los mensajes para que tu mente los mensajes positivos da paso a la relajación. Escucha música tranquila, visualízate tranquilo y nunca dejes de ser positivo.

Alimentarse bien. El cuerpo necesita de buena energía  para enfrentar horas de estudio y esto sólo se logra al ingerir alimentos sanos. Evita las grasas saturadas y azúcar refinada en ellos, come muchas frutas y verduras, hidrátate bien y sobre todo no hagas vigilia ni en los alimentos ni con el sueño.

No desvelarse. Para rendir en el estudio se necesita dormir ocho horas. Desvelarse disminuye la concentración y los resultados no serán los adecuados.

Gestionar el tiempo. No dejes el estudio para una noche antes.  Es muy poco probable que estudiar horas previas a un examen o quedarte sin dormir la noche anterior te ayuden de verdad. Si te presionas con sólo horas de anticipación solo se obtendrá confusión y nerviosismo.

Por último, el día del examen,  se debe tener preparado  todo lo necesario. Hay que tener tiempo suficiente, desayunar bien y, si es posible, hacer ejercicios de relajación y de respiración antes de salir de casa y antes de comenzar el examen.

La Fundación es una organización establecida en favor de las causas y objetivos de la Universidad Nacional Autónoma de México y para fortalecer su imagen como nuestra Máxima Casa de Estudios, tanto en México como en el extranjero.

Suscribete al Feed

¿Quieres comentar?

Dirección: Pennsylvania 203, Nápoles, Benito Juárez, 03810 Ciudad de México, Distrito Federal
Powered by: Layer & Soluciones IM
//jQuery(window).load(function(){ //jQuery('#myModal').modal('show'); //});