• Sábado 16 de febrero de 2019


¿Puedes aprender a concentrarte?

¿Puedes aprender a concentrarte?

La concentración: la base de todo poder

Comparte esta nota

¿Te distraes fácilmente, pierdes la atención de forma rápida? Si te consideras un disperso incurable quizás este artículo te interese. Enseñar al cerebro a concentrarse es posible con la ayuda de la ciencia aunque también el contacto con la naturaleza y actividades como la meditación y el yoga ayudan a este propósito.

En la actualidad los  estudios neurocientíficos han descubierto que el cerebro adulto se mantiene maleable toda la vida y que puede cambiar para mejor. En una encuesta reciente se reveló que el 80% de los estudiantes y el 25% de los adultos asumieron no terminar las tareas que tenían encomendadas, lo que se agrava con el uso de Internet y teléfonos inteligentes que captan su atención y les restan tiempo de trabajo real.

 

Según el psicólogo Tim Pychyl, autor del libro “Solving the Procrastination Puzzle” (“Resolviendo el rompecabezas de la procrastinación”), la voluntad es como un músculo, y sólo el trabajo constante logra fortalecerlo, pero se debe estar motivado para lidiar con los problemas que nos quitan concentración.

03 Concentración 02

En busca de formas más rápidas de entrenar al cerebro para lograr la concentración, Mike Esterman, investigador Laboratorio de Atención y Aprendizaje en Estados Unidos utiliza  descargas de electroimanes en la cabeza de sus pacientes. Él y su colega, el neurocientífico Joe DeGutis, se han dedicado durante siete años al reentrenamiento de quienes se distraen fácilmente.

Hasta ahora, sus métodos parecen estar ayudando a personas que sufren nerviosismo que no les permite concentrarse como veteranos de guerra con problemas relacionados con el trastorno por estrés postraumático y lesiones cerebrales, así como personas con trastorno por déficit de atención e hiperactividad.

La apuesta de DeGutis y Esterman con este sistema de estímulos por electroimanes es el de incitar la red dorsal de atención del cerebro, que vincula regiones de la corteza prefrontal –la parte del cerebro encima de los ojos que ayuda a tomar decisiones– y la corteza parietal, la mesa de controles de nuestros sentidos.

03 Concentración 03

Esta es la parte del cerebro que se activa cuando prestamos atención deliberada a una tarea. Para que funcione, la actividad en otra parte del cerebro -la que se conoce como la red de modo por defecto, responsable de la divagación, la creatividad y el no pensar en nada en particular- se debe reducir.

Además de la estimulación magnética, los pacientes se someten a sesiones de entrenamiento con computadoras, donde una imagen aparece en la pantalla y se les solicita presionar la barra espaciadora cuando hay una combinación específica tan rápido como sea posible.

Y es que, estar concentrado no se trata de dirigir toda la energía en una tarea, sino de permitir que el cerebro se distraiga ocasionalmente y de darle estímulos gentiles para que vuelva al camino correcto, puesto que estresarse por estar distraído y no conseguir concentrarse sólo libera un flujo de hormonas al cerebro que no ayudan a conseguir la concentración deseada.

Averigua tu nivel de “concentración continua” en http://www.testmybrain.org (en inglés).

Fuente | BBC 

La Fundación es una organización establecida en favor de las causas y objetivos de la Universidad Nacional Autónoma de México y para fortalecer su imagen como nuestra Máxima Casa de Estudios, tanto en México como en el extranjero.

Suscribete al Feed

¿Quieres comentar?

Dirección: Pennsylvania 203, Nápoles, Benito Juárez, 03810, Ciudad de México.
Powered by: Layer & Soluciones IM
//jQuery(window).load(function(){ //jQuery('#myModal').modal('show'); //});