• Jueves 21 de septiembre de 2017


Solana: Universitario pedagogo

Solana: Universitario pedagogo

Un ejemplo de avanzar tan lejos como llegue la educación

Comparte esta nota

Durante el rectorado del doctor Javier Barros Sierra, fue el Secretario de la UNAM (1966-1970), y uno de los brillantes catedráticos en las facultades de Ciencias Políticas y Sociales, Economía y Filosofía y Letras, en esta última enseñó filosofía. Se trata del doctor Fernando Solana Morales. Toda su carrera como catedrático y como administrador universitario y público, estuvo principalmente inclinada a los asuntos educativos, actividad que se concretó y culminó cuando asumió la Secretaría de Educación Pública de 1977 a 1982. Producto de esta última experiencia es su libro Tan lejos como llegue la educación, publicado en 1982, que muestra sus serias reflexiones, no sólo sobre su cargo público, sino en el orden de un pensamiento pedagógico.

Fernando Solana Morales nació en la Ciudad de México el 8 de febrero de 1931. Estudió en la UNAM las carreras de ingeniería, filosofía y ciencias políticas y administración pública.

Una idea en que Solana Morales basó su trabajo educativo  es que el verdadero desarrollo en un país es el de las personas, y no el de las cosas, esto es, que el interés principal debe ser puesto en que los seres humanos progresen en todos los sentidos en la medida que se educan más y más, hasta coinvertirse en seres con conciencia de su tiempo. Esta misma idea permanece en el pensamiento de este maestro y pedagogo cuando trata diferentes temas, incluso reflexiona sobre la historia de la educación en México, diciendo: “La educación nacional se concibió… como medio fundamental de nuestro desarrollo y como su finalidad esencial.”

02 LUNES FERNANDO SOLANA 02

Entre los temas que abordó como secretario de Educación, consideró darle importancia a que la educación incluyera los lugares más recónditos del país, manteniendo la continuación de las telesecundarias. “Para ampliar los servicios de secundaria se han definido dos estrategias fundamentales. La primera consiste en establecer escuelas convencionales en toda localidad mayor de 3 mil habitantes. / Los planteles necesarios hasta 1990 llegarán a más de 20 mil, teniendo en consideración la creciente concentración de la población y el incremento en eficiencia terminal de la primaria. / La segunda estrategia es establecer unidades de telesecundaria en las localidades de 3 mil habitantes…”

Otro asunto al que Solana Morales le dio mucha importancia fue trabajar por la superación del atraso educativo, principalmente emprendiendo una nueva campaña de alfabetización, por un lado: y por el otro, promoviendo la educación para los adultos (que implica tanto alfabetizar como darle continuidad a los niveles de primaria y secundaria). Estos planes los expuso durante su participación en la Conferencia Internacional de Educación, celebrada en Ginebra, Suiza, el 10 de noviembre de 1981.

Para Fernando Solana Morales el retraso educativo es mundial: “Existen hoy [1981] en el mundo 814 millones de analfabetos mayores de 15 años. Es decir: 29% de la población de esa edad; cerca de uno de cada tres adultos del mundo (35% mujeres y 23% hombres), carecen de esos elementales medios de desarrollo personal que son la lectura y la escritura. / ¿Puede esperarse que algún país modernice efectivamente su economía si —como es el caso de muchos— 70 u 80% de su fuerza de trabajo no ha tenido una instrucción elemental?

02 LUNES FERNANDO SOLANA 03

De nuevo, el interés humanista de Solana Morales resalta: “…afirmamos el desarrollo de las personas, no de las cosas. No deseamos ser ricos y continuar siendo subdesarrollados. Desconfiamos de los modelos de desarrollo que, atentos sólo a la producción de bienes materiales, olvidan al hombre… como el objeto, la sustancia misma del desarrollo.”

A partir de las anteriores reflexiones Solana creó el Instituto Nacional para la Educación de los Adultos, con una enorme capacidad de trabajo con la que se han creado libros especiales para el aprendizaje escolar de los adultos, así como cursos continuos por todo el país.

Otros dos de sus libros con tema educativo, publicados, son: Historia de la educación pública en México y La planeación universitaria en México.

En 2011 Solana Morales recibió el Doctorado Honoris Causa por parte de la UNAM. Y en 2014 nuestra máxima casa de estudios estableció la Cátedra “Fernando Solana Morales”. Honor a quien honor merece.


JVA-firma

La Fundación es una organización establecida en favor de las causas y objetivos de la Universidad Nacional Autónoma de México y para fortalecer su imagen como nuestra Máxima Casa de Estudios, tanto en México como en el extranjero.

Suscribete al Feed

¿Quieres comentar?

Dirección: Pennsylvania 203, Nápoles, Benito Juárez, 03810 Ciudad de México, Distrito Federal
Powered by: Layer & Soluciones IM