• Miércoles 19 de diciembre de 2018


Cantando en el baño… me acuerdo mucho de todo

Cantando en el baño… me acuerdo mucho de todo

¿Por qué pensamos mejor en la regadera?

Comparte esta nota

¿A quién no le ha ocurrido que estando en la ducha descubre asuntos que parecían olvidados para siempre? Recordar dónde están esas llaves tan buscadas, el NIP olvidado, la visita a una tía lejana. O bien se solucionan problemas de la oficina o de la vida misma. ¿Por qué este instante consigue que el pensamiento vuele?

Investigaciones científicas parecen aclarar que todos incurrimos en este tipo de pensamientos, y no solo en la ducha, otras actividades que podrían parecer monótonas guardan la fórmula para desencadenar verdaderas revelaciones.

Resulta que el compromiso sin rumbo en una actividad es un gran catalizador para la libre asociación. En este momento se expone una teoría psicológica que describe un estado mental que parece fomentar este tipo de pensamientos y a la que ha nombrado “red en modo automático”.

Existen actividades que permiten que las personas se vuelvan menos conscientes de su entorno y más conscientes de sus pensamientos internos, esto lo indica John Kounios, psicólogo que estudia la creatividad y la distracción en la Universidad de Drexel en Filadelfia.

Woman with lightbulb on her head

El hilo conductor de estas actividades ―que parecen ser originadas en largas caminatas, la ducha, la contemplación de un hermoso paisaje, etc.― es que son física o mentalmente menos activas, pero no lo bastante para ser aburridas, y permiten el tiempo suficiente para tener un flujo ininterrumpido de pensamiento.

Kounios explica que nuestro cerebro suele catalogar las cosas por su contexto: partes de edificios, arquitectura o geometría y las estrellas pertenecen en el cielo nocturno y los fenómenos físicos que hay en todo el espacio. Las ideas siempre se mezclarán hasta cierto punto, pero cuando estamos concentrados en una tarea específica nuestro pensamiento tiende a ser lineal.

El psicólogo Kounios lo ejemplifica de esta manera: “una pila de ladrillos en su patio trasero. Se puede caminar por ellos todos los días sin apenas notarlo, y si se le pide que los describan se tomarían como un material de construcción.  Pero un día, en la ducha, al comenzar a pensar en el árbol de la nuez de su vecino, frutos secos sabrosos, y que han estado cayendo en su patio, de repente te das cuenta de que puedes abrir esas ricas nueces usando los ladrillos del patio trasero.”

Esos momentos a los que llama “Eureka” se organizan en una red de modo automático, pues se encuentran “libres en el cerebro” de las asociaciones externas, y esta mezcla parece funcionar bastante bien.

05 viernes - Regadera 3

El investigador también indica que las ideas preconcebidas se convierten en ataduras, el que se encuentren libres de chocar contra otras ideas que nunca han tenido la oportunidad de encontrar, aumenta la probabilidad de una conexión útil.

No está claro cómo el cerebro decide qué son las conexiones correctas, pero es obvio que cuanto más lejos de su cerebro puede vagar, mejor. Las investigaciones han demostrado que el cerebro construye redes creativas más grandes cuando se está en un estado de ánimo positivo.

Esto tiene sentido porque cuando estás ansioso tienes menos probabilidades de tener una oportunidad en la creatividad. Incluso cuando está reposando o tomando un descanso, cerebros ansiosos tienden a obsesionarse en las soluciones lineales.

Esto puede ser parte de la razón por la que cuando usted trae una manera de escribir sus pensamientos, como un cuaderno, grabadora de voz o computadora, los pensamientos por valor de grabación se tornan escasos. Así que a relajarse y dar vuelo a la imaginación y las ideas en las situaciones menos pensadas.

 

Fuente | Wired

La Fundación es una organización establecida en favor de las causas y objetivos de la Universidad Nacional Autónoma de México y para fortalecer su imagen como nuestra Máxima Casa de Estudios, tanto en México como en el extranjero.

Suscribete al Feed

¿Quieres comentar?

Dirección: Pennsylvania 203, Nápoles, Benito Juárez, 03810, Ciudad de México.
Powered by: Layer & Soluciones IM
//jQuery(window).load(function(){ //jQuery('#myModal').modal('show'); //});