• Viernes 20 de octubre de 2017


Come para no estresarte

Come para no estresarte

Comparte esta nota

Cuando nos sentimos afectados por el estrés, usualmente tendemos a atacar el refrigerador o la máquina de refrescos y golosinas. Nada peor para agravar nuestra situación, pues las grasas trans y la comida chatarra, así como las altas cantidades de sodio que contienen tanto las frituras como los refrescos alteran más nuestro sistema. Es por ello que a continuación te presentamos una lista de algunos alimentos que te ayudarán a combatir el estrés.

  1. Avena. Un buen estado de ánimo depende en gran medida de los carbohidratos. Esto se debe a que la serotonina, el principal neurotransmisor cerebral que transmite sensaciones de bienestar, proviene de el triptófano, mismo que necesita carbohidratos para llegar hasta el cerebro. Pero no cualquier carbohidrato funciona, pues aquellos que provienen de los azúcares refinados (como las galletas, pastelillos, donas) no sólo impiden la llegada de la serotonina sino que disparan las hormonas que liberan el estrés. En cambio la avena tiene los carbohidratos y fibra necesarios para no sentir hambre y además, experimentar un flujo de serotonina.
  2. Té de manzanilla. Cuando las abuelitas ofrecían un té de manzanilla, no estaban equivocadas. Un estudio reciente de la Universidad de Pennsylvania afirmó que los adultos que experimentaban un desorden de ansiedad y tomaron té de manzanilla vieron su ansiedad reducida de forma significativa. Además la manzanilla induce el sueño, hecho que facilita al cuerpo lidiar con el estrés de mejor forma.
  3. Pavo. La carne de pavo contiene triptófanos, que, como mencionamos con anterioridad, sabemos que libera serotonina. Además que es mucho más sana que la carne roja. Trata de sustituir tus platillos fuertes por pavo o incluirlo en tu cena con ensalada para conciliar de mejor manera el sueño.
  4. Almendras. Estos frutos secos están llenos de vitamina E y B, lo cual protege al sistema inmune y al estado de ánimo. Un puñado de almendras representa el 20% de la ingesta diaria de magnesio, mismo que combate los radicales libres. La falta de magnesio puede provocar fatiga e incluso ser un detonante de migrañas, hecho que puede provocar o agudizar ataques de estrés.
  5. Aguacate. Son ricos en luteína, beta-caroteno, vitamina E y folato, más que cualquier otra fruta. Una cuarto de aguacate contiene mucha vitamina B. Incorpórala a ensaladas, tostadas, salsas o como snack de media mañana, aunque tampoco abuses, pues aunque es una grasa buena, es una grasa al fin.
  6. Camote. Son una gran fuente licopenos, un poderoso antioxidante que mejora el estado de ánimo al evitar la formación de complejos pro-inflamatorios, mismos que se asocian con estados depresivos. El camote también es rico en vitamina B6 y magnesio, que influyen directamente en el ánimo.
  7. Salmón. Todos los ácidos grasos omega 3 son muy buenos, pero los del salmón se destacan por ser los mejores debido a su alto contenido de DHA y EPA. Ayudan a mejorar función de las células cerebrales y los niveles de endorfinas ya que mantienen el cortisol y la adrenalina en niveles ideales. Tan solo una porción de salmón contiene más de la mitad de la ingesta óptima de vitamina D. Estudios realizados en la Universidad de Texas han demostrado que las personas que sufren de depresión y altos niveles de estrés tienen una fuerte carencia de vitamina D.
  8. Lentejas. Estas pequeñas bombas nutricionales están cargadas de folatos, mismo que ayuda a la producción de serotonina y dopamina. Además ayudan a estabilizar los niveles de azúcar en la sangre. Al igual que la vitamina D, los folatos se encuentran ausentes en personas con altos niveles de estrés y depresión.
  9. Ostras. Estos moluscos contienen más de siete veces la cantidad recomendada de zinc por porción que cualquier otro alimento. La deficiencia de zinc puede provocar ansiedad y depresión y la única forma de obtenerla en forma significativa es cuando proviene de la proteína animal, siendo las ostras la primera fuente, seguidas de la carne vacuna y después el pollo.
  10. Chocolate amargo. Debido a que es un alimento muy rico en antioxidantes es muy benéfico para el corazón y para mejorar el estado de ánimo. Además regula el nivel de presión sanguínea y contiene más polifenoles y flavonoides que algunas frutas. Por supuesto, debe ser consumido de forma moderada pues en grandes cantidades no solo pierde sus efectos sino que puede ser exactamente lo contrario.

Aquí algunas ideas para mejorar tus niveles de estrés en este regreso a la rutina. Atrás quedaron las fiestas y las grandes comidas, es hora de hacer espacio para mejorar nuestra salud y nuestro estado de ánimo.

La Fundación es una organización establecida en favor de las causas y objetivos de la Universidad Nacional Autónoma de México y para fortalecer su imagen como nuestra Máxima Casa de Estudios, tanto en México como en el extranjero.

Suscribete al Feed

¿Quieres comentar?

Dirección: Pennsylvania 203, Nápoles, Benito Juárez, 03810 Ciudad de México, Distrito Federal
Powered by: Layer & Soluciones IM