• Lunes 24 de septiembre de 2018


¿Qué ocurre en el orgasmo?

¿Qué ocurre en el orgasmo?

Sexo y ciencia

Comparte esta nota

Las pupilas se dilatan en el momento del orgasmo, este es uno de los efectos del cambio del sistema nervioso autónomo parasimpático al simpático.

Pensemos en la forma en que funciona internamente nuestro cuerpo. Por un lado, las células responden a señales químicas; y por el otro, hay un extenso conjunto de nervios que activan músculos y recogen información de sentidos y órganos para enviarla al cerebro. Una parte de este sistema nervioso es voluntaria, la otra es autónoma.

La parte autónoma dirige, sin pedir permiso, los latidos de tu corazón o el movimiento de tus intestinos. Este sistema nervioso autónomo tiene, a su vez, dos estados posibles: parasimpático y simpático. Las fibras parasimpáticas son las que tienes activas cuando sientes tranquilidad y tu cuerpo está relajado. Pero nuestro organismo se prepara para reaccionar de inmediato si de pronto somos atacados por un león. Esto se consigue al activar las fibras simpáticas, que provocan tensión muscular,  lo cual aumenta el metabolismo de la glucosa, genera sudoración, segrega adrenalina, aumenta el ritmo cardiaco y la presión sanguínea, para activar la respuesta y dilatar los bronquios y pupilas para respirar y ver mejor.

Por más extraño que parezca, durante el orgasmo también se activa el sistema nervioso simpático, por lo que las pupilas dilatadas al momento del orgasmo es un dato curioso que tiene importantes implicaciones.

Sexo_y_ciencia_02

Quizá a muchos chicos les habrá pasado que están con una chica que les gusta, mentalmente excitados pero tan nerviosos que son incapaces de tener una erección. Esto ocurre en realidad porque el estrés ha activado las fibras simpáticas antes de tiempo, lo que hace que se retire la sangre de las funciones corporales prescindibles para enviarla a los músculos.

Si una situación de estrés activa el sistema simpático, por muy excitado que esté un hombre, su cuerpo va a retirar la sangre del pene para enviarla a los músculos, haciendo que sea imposible tener una erección. Hay otra implicación, una vez iniciada la relación sexual, para llegar al orgasmo se requiere de la activación de esas fibras simpáticas. Es por ello que para algunas mujeres a las que les cuesta trabajo llegar al orgasmo, el estrés o la tensión pueden facilitarlo.

Los hombres y las mujeres no somos diferentes a nivel neurofisiológico. Esto, que puede sorprender, se ve claramente en la estructura de los genitales. Pene y clítoris pueden parecer muy distintos pero en realidad son muy semejantes, pues el clítoris es como un pene más pequeño, cuyo cuerpo se ha quedado interno y al exterior sólo sale el glande. De hecho, en estado embrionario, ovarios y testículos vienen de las mismas estructuras, el pene y el clítoris también. Son los mismos nervios, pudendo y pélvico, los que llegan a los genitales tanto masculinos como femeninos.

Fuente | Revista ¿Cómo ves?

La Fundación es una organización establecida en favor de las causas y objetivos de la Universidad Nacional Autónoma de México y para fortalecer su imagen como nuestra Máxima Casa de Estudios, tanto en México como en el extranjero.

Suscribete al Feed

¿Quieres comentar?

Dirección: Pennsylvania 203, Nápoles, Benito Juárez, 03810 Ciudad de México, Distrito Federal
Powered by: Layer & Soluciones IM
//jQuery(window).load(function(){ //jQuery('#myModal').modal('show'); //});