Fundación UNAM

Acortar las distancias

Si algo sabemos bien quienes vivimos o trabajamos en la Ciudad de México, es que los traslados pueden ser verdaderas travesías, lo que puede significar un verdadero problema en especial si se trata de estudiantes universitarios, pues las “distancias” pueden ser la diferencia entre permanecer en la escuela o abandonarla.

Eso lo sabe bien Argelia Silva Fragoso, quien recientemente obtuvo su título por la carrera de Ingeniería Geológica en la UNAM.

becariaGEOLOGIA2

En sus planes, originalmente estaba el estudiar la carrera en el Estado de Hidalgo debido a que le queda más cerca de su casa. Sin embargo, tener la posibilidad de ingresar a la UNAM le hizo cambiar de idea.

“Al inicio si era muy complicado. Entraba a las 7 de la mañana, entonces para llegar tenía que levantarme a las 4 de la mañana y poder tomar el primer camión al cuarto para las cinco y poder llegar a tiempo”.

Debido a sus traslados, sus gastos en pasaje aumentaron considerablemente, mismos que pudo cubrir gracias a obtener el apoyo del Programa de Becas de Geología que Fundación UNAM y el Fideicomiso Alejandro Calderón otorgan desde 2011 a alumnos de Ingeniería Geológica.

“De hecho, una de las cosas en las que me apoyo, es que pude buscar donde rentar cerca de CU. Ya sólo estuve viajando dos semestres y el tercero pude pagar una renta”.

De esta forma, Argelia tuvo la oportunidad de emplear el tiempo que normalmente usaba para transportarse pudo dedicarlo en otro tipo de actividades.

becariaGEOLOGIA3

Para esta joven egresada, lo que sigue es abrirse paso profesionalmente, lo cual desea hacer en el campo de la industria energética.

“Tanto el sector petrolero como las energías renovables, que ahorita son áreas que tienen buen futuro, sobre todo en la transición de energías fósiles en energías alternas, creo que es una buena oportunidad para desarrollarse”.

Consulta detalles en: Becas geología

Apoyemos a la UNAM para que más alumnos hagan posible lo que parecía  imposible.

Súmate. Asóciate a Fundación UNAM.

Fuente: Fundación UNAM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *