• Martes 16 de octubre de 2018


Comer sano, comer en familia

Comer sano, comer en familia

Comparte esta nota

Al compartir la mesa  y tomar los alimentos en familia, no sólo se refuerzan vínculos, también se da lugar a una vida sana. Cuando toda la familia comparte, se encuentran dispuestos a comer más frutas y vegetales que alimentos no tan saludables.

Algunas de las ventajas de tomar los alimentos en familia, ya sea en el desayuno, la comida o la cena, es que se sigue una dieta más saludable, por lo que sus miembros se encuentran menos propensos a desarrollar sobrepeso.

Al preparar los alimentos dentro del hogar, siempre es más probable que se cocine de manera saludable, lo que puede prevenir el aumento de peso, ya que se  reduce el consumo de alimentos fritos y  no tan sanos como generalmente ocurre al comer fuera de casa.

Cuando se sirven los alimentos, los padres ponen mayor cuidado en preparar comidas equilibradas y naturales para sus hijos. Para los menores esto se traduce en oportunidades para  conseguir mejores niveles académicos y obtener un más alto aprovechamiento escolar.

El momento de la comida puede ser también una muy buena ocasión para desarrollar la comunicación entre la familia, pues se da la oportunidad de conocer las  inquietudes y experiencias de sus miembros y configurar  una sana convivencia, las platicas a la mesa pueden ser el mejor lugar para que tanto los niños como los adultos se escuchen unos a otros y compartan sus opiniones.

El buen trato familiar comienza cuando todos participan, desde la planeación y  preparación de la comida por parte de los adultos. Los niños colaboran disponiendo lo necesario para poner la mesa.

Aprender y reforzar buenos modales 

Compartir los alimentos en familia también puede ser una gran oportunidad para  inculcar buenos modales a los niños, ya que ellos imitan todo lo que ven; por lo que es necesario mostrarles un comportamiento adecuado a la hora de la comida. Si los pequeños observan que los integrantes de la familia utilizan los cubiertos y no hablan con la boca llena, es probable que ellos imiten esa conducta.

Las acciones de la familia transmiten buenos comportamientos, así mismo interesan y animan a que los pequeños conozcan las tradiciones de sus padres y abuelos, prueben nuevos alimentos y se animen a degustar nuevas presentaciones.

Quizás uno de los mayores problemas para que esto pueda cumplirse es la vida tan rápida y ocupada que muchas veces se lleva. En la actualidad, ambos padres trabajan o se encuentran ausentes casi todo el día, por lo que se debe realizar un esfuerzo para generar estos espacios,  procurando sentarse todos a la mesa por lo menos una vez al día o a la semana.

Tampoco debe ser tan complicada la preparación de los platillos, compartir comidas sencillas elaboradas con los ingredientes saludables como frutas y verduras que son muy nutritivas.  Recalentar las sobras también vale, lo importante es tener momentos de calidad en compañía de la gente que se quiere.

Lo más importante es disfrutar de un excelente momento. Llevar una reunión alrededor de la mesa de manera agradable y evitar las discusiones serias. Otro detalle muy importante es no comer viendo la televisión, para escucharse y para compartir las actividades del día. De lo que se trata es de compartidas con familia los alimentos, sentirse cómodo y encontrar apoyo.

La Fundación es una organización establecida en favor de las causas y objetivos de la Universidad Nacional Autónoma de México y para fortalecer su imagen como nuestra Máxima Casa de Estudios, tanto en México como en el extranjero.

Suscribete al Feed

¿Quieres comentar?

Dirección: Pennsylvania 203, Nápoles, Benito Juárez, 03810 Ciudad de México, Distrito Federal
Powered by: Layer & Soluciones IM
//jQuery(window).load(function(){ //jQuery('#myModal').modal('show'); //});