• Miércoles 23 de enero de 2019


Diez reglas para que los más jóvenes utilicen reflexivamente Internet

Diez reglas para que los más jóvenes utilicen reflexivamente Internet

Comparte esta nota

Los padres se encuentran ante la disyuntiva de dejar a sus hijos utilizar libremente el Internet o las redes sociales, o prohibirlo por creer que es una puerta abierta a los peligros del mundo. Seguramente también los hay que desean que sus hijos aprendan a utilizar de manera inteligente este medio, lo único que se necesitan son reglas y prácticas consistentes de buen uso.

Niños y jóvenes de hoy están dentro de las primeras generaciones que han crecido con las nuevas tecnologías como parte integrante de sus vidas. Rodeados de computadoras, pantallas táctiles, tabletas, videojuegos, reproductores de música, videocámaras, teléfonos inteligentes y demás  herramientas digitales.

Pero no pueden utilizarlas indiscriminadamente, el límite y manejo deben ser marcados  por sus tutores y padres, lo más conveniente es que los adultos conozcan las reglas básicas para trabajar en Internet, y así generar hábitos adecuados.

Las siguientes recomendaciones técnicas pueden ser de mucha ayuda:

1. Colocar en la computadora un buen software de seguridad. Configurar adecuadamente las opciones de privacidad en redes sociales. En Internet se pueden encontrar un gran número de programas gratuitos para filtrar los contenidos de la web. Son fáciles de usar y permiten bloquear accesos a sitios no apropiados.

Algunos de estos programas son: Gubble y Crawler Parental Control.

2. Los buscadores también pueden ser configurados para evitar que muestren contenidos para adultos.

3. Siempre hay que revisar el historial de visitas de la navegación realizada por los menores.

Ahora, las reglas desde uso:

1. Utilizar el Internet en tiempos determinados y no siempre que se desee. Establezca una disciplina de tiempo. Nunca se utiliza Internet de manera indefinida.

2. Explicarles que deben rechazar los correos spam, nunca entrar a e-mails que no conozcan o sean inesperados aunque parezcan interesantes. Esto mantendrá la computadora a salvo de software malicioso.

3. No responder a ataques o groserías por internet, si llegara a darse este fenómeno deben dar aviso de inmediato a padres o tutores.

4. En video-chats los niños no tienen porque exhibirse frente a personas extrañas. Si una persona extraña insiste, el niño debe informar a sus padres y si estos consideran que es seguro, debe hacerlo en presencia de sus padres.

5. Explicar a los niños que nunca debe compartir información personal, ni de él ni de su familia. Nada de dar teléfonos, o información clasificada como personal, ya que alguien puede copiar los datos personales y darles un mal uso.

6. Si quieren enviar una foto, un archivo, etc, debe solicitar su autorización  y decirle a quién se lo envía o por qué. Si alguien envía un archivo al niño, los padres deben saber quién es el remitente.

7. Nunca citarse con nadie por este medio, ni mucho menos acudir solos a tales citas.

Los padres deben sembrar confianza y desarrollar la empatía con el trato de sus hijos para  evitar cualquier situación donde los niños oculten información y puedan ponerse en peligro.

La mejor arma que los padres pueden darle a sus hijos es la de ser críticos sobre la información que circula en la Red, no todo lo que está ahí es cierto, ni toda la gente que tiene un mail o un perfil en las redes sociales es como se muestra.

La Fundación es una organización establecida en favor de las causas y objetivos de la Universidad Nacional Autónoma de México y para fortalecer su imagen como nuestra Máxima Casa de Estudios, tanto en México como en el extranjero.

Suscribete al Feed

¿Quieres comentar?

Dirección: Pennsylvania 203, Nápoles, Benito Juárez, 03810, Ciudad de México.
Powered by: Layer & Soluciones IM
//jQuery(window).load(function(){ //jQuery('#myModal').modal('show'); //});