• Sábado 21 de abril de 2018


Majestuosa naturaleza

Majestuosa naturaleza

Comparte esta nota

La más conocida de todas las mariposas de América del Norte es la Mariposa Monarca, desde el siglo XIX ha sido introducida en Nueva Zelanda y Australia y en el Atlántico es residente de las Islas Canarias, Azores y Madeira, además es una ocasional migrante en Europa Occidental.

En sus alas se presenta un patrón de colores naranja y negro, lo que ha hace fácilmente reconocible, su envergadura va de los 8 a los 10.2 centímetros. En las hembras las alas son más obscuras y delgadas y en el macho hay una vena en la parte posterior de cada ala, la que libera feromonas.

Poseen gran resistencia y pueden llegar a vivir hasta 9 meses, mientras que otras especies viven 24 días, estas características le permiten viajar hasta 4 kilómetros desde Canadá hasta los bosques de oyameles en México.

El nombre de monarca se publicó en 1874 por el entomólogo y paleontólogo Samuel Hubbard Scudder, en su opinión es una de las más grandes de nuestras mariposas y su dominio es extenso; este nombre también se le otorgó en honor al rey Guillermo III de Inglaterra. La mariposa monarca fue una de las muchas especies que fueron originalmente descritas por Linneo en su Systema Naturae en 1758 y se incluyó en el género Papilio.

La mariposa monarca es conocida por su larga migración anual, realizándola de manera masiva hacia el sur de agosto a octubre, y hacia el norte en la primavera. Las hembras depositan los huevos de la siguiente generación durante las migraciones, la población hiberna en Michoacán en la Reserva de la biosfera de la Mariposa Monarca. Estos santuarios se declararon Patrimonio Natural de la Humanidad en 2008.

En el caso de la población oriental, esta hiberna en varios lugares de la zona costera central de California, la duración de sus viajes excede la vida de cualquier mariposa. Estas viven 4 días como huevo, 2 semanas como oruga, 10 días como crisálida y de 2 a 6 semanas como mariposa. La forma en que esta especie es capaz de volver a los mismos sitios de hibernación tras varias generaciones aún es investigada.

Sus patrones de vuelo se heredan, basados en una mezcla de ritmos circadianos y la posición del sol en el cielo, basados en sus antenas. La monarca es uno de los pocos insectos que logra realizar travesías transatlánticas, algunas de ellas llegan al suroeste de Gran Bretaña y España, en años cuando los vientos son favorables, incluso llegando a instalarse de forma permanente en las Islas Canarias desde 1804. Durante el otoño hacen su viaje migratorio desde Canadá a México, viajando alrededor de 5000 kilómetros, donde pasan un aproximado de 5 meses.

La deforestación ilegal que ocurrió a finales del siglo XX e inicios del siglo XXI en las zonas de hibernación redujo drásticamente la población de mariposas. Por ello se declaró como especie protegida y se promovió la restauración de su hábitat.

Visitar estos santuarios es una experiencia que permite apreciar las maravillas de la naturaleza y las ingeniosas formas que tiene para sobrevivir y conservarse incluso cuando sea necesario hacer un largo viaje para lograrlo.

¿Has visitado el santuario de las mariposas monarca?

La Fundación es una organización establecida en favor de las causas y objetivos de la Universidad Nacional Autónoma de México y para fortalecer su imagen como nuestra Máxima Casa de Estudios, tanto en México como en el extranjero.

Suscribete al Feed

¿Quieres comentar?

Dirección: Pennsylvania 203, Nápoles, Benito Juárez, 03810 Ciudad de México, Distrito Federal
Powered by: Layer & Soluciones IM
//jQuery(window).load(function(){ //jQuery('#myModal').modal('show'); //});