• Viernes 20 de abril de 2018


¿Ser o no ser sustentable?

¿Ser o no ser sustentable?

Comparte esta nota

¿Te has dado cuenta que últimamente se escucha hablar sobre azoteas verdes, productos hechos a base de materiales reciclados, el descubrimiento de energías alternativas, entre otras cosas? Aunque parece ser que esta corriente verde es bastante novedos;  por increíble que parezca, su origen se gestó hace 34 años con el surgimiento de la palabra sustentabilidad.

Fue gracias a la doctora noruega Gro Harlem Brundtland, presidenta de la Comisión Mundial sobre Medio Ambiente y Desarrollo, que en 1987 presentó su informe: Nuestro Futuro Común-Informe Brundtland, el cual exponía que las acciones de la sociedad estaban destruyendo al ambiente y que el porcentaje de pobreza a nivel mundial iba en aumento, describiendo a la sustentabilidad como “la administración eficiente y racional de los recursos, de manera tal que sea posible mejorar el bienestar de la población actual, sin comprometer la calidad de vida de las generaciones futuras”, utilizando este término como parte de la solución a los problemas que aquejaban al planeta desde aquel entonces.

Con este informe se mostró que la protección ambiental había dejado de ser una tarea nacional o regional para convertirse en un problema global; de ahí que la ola verde comenzó a surgir primero en los países y después en los países en vías de desarrollo.  Nuestro país no se ha quedado atrás y poco a poco se han generado acciones que lo han insertado en la corriente sustentable a través de investigaciones científicas, las cuales provienen en su mayor parte de nuestra Máxima Casa de Estudios.

De las últimas buenas noticias con las que nos recibió el 2014, fue que gracias a un equipo integrado por más de 35 alumnos de distintas Facultades de la UNAM, se diseñó un sistema de vivienda sustentable que representará a México en la edición 2014 del Decatlón Solar en Versalles, Francia. Esta competencia universitaria internacional es la más importante en este campo y por primera vez, una institución de educación superior mexicana participará en ella.

Aunque es bueno saber que en los laboratorios se está creando conocimiento para mitigar el daño ambiental,  debe existir en cada individuo la iniciativa de cambio, no se necesita trabajar en un laboratorio para poder contribuir a ello. Como consumidores podemos comenzar por separar la basura en nuestros hogares y en los lugares de trabajo, reciclar el papel, cambiar las botellas de agua por termos  de acero inoxidable y así disminuir la producción de desechos, tener una pequeña composta en casa, apagar las luces durante el día aprovechando la luz del sol, entre muchas más. Todo es cosa de reflexionar acerca de que el planeta no nos pertenece, somos parte de él y si deja de existir nosotros nos extinguiremos.

La Fundación es una organización establecida en favor de las causas y objetivos de la Universidad Nacional Autónoma de México y para fortalecer su imagen como nuestra Máxima Casa de Estudios, tanto en México como en el extranjero.

Suscribete al Feed

¿Quieres comentar?

Dirección: Pennsylvania 203, Nápoles, Benito Juárez, 03810 Ciudad de México, Distrito Federal
Powered by: Layer & Soluciones IM
//jQuery(window).load(function(){ //jQuery('#myModal').modal('show'); //});