• Miércoles 26 de septiembre de 2018


Tres mitos de la psicología humana

Tres mitos de la psicología humana

No todo lo que creías sobre la psique humana es cierto

Comparte esta nota

A lo largo de los años existen conceptos que se van creando y en algún punto se dan por hecho como si fueran una verdad inalienable. Con el tiempo terminan volviéndose leyendas urbanas, supersticiones y mitos que se toman por ciertas en la mayoría de la población. Aquí te presentamos tres grandes mitos que las personas aceptan sin cuestionar y no son necesariamente ciertos:

  1. Solo utilizamos el 10% de nuestro cerebro. Gracias a esta idea (falsa por cierto), un sin fin de autores de superación personal e incluso charlatanes se han dado vuelo vendiendo cursos y libros sobre cómo echar a andar el otro 90%. Esta idea tuvo su origen en un trabajo publicado en 1993 en la revista “Nature” escrito por investigadores de la Universidad de California. Sin embargo, dado el revuelo que causó la tesis, numerosos científicos se dieron a la tarea de continuar las investigaciones, pero no lograron siquiera replicar los resultados que dieron origen al trabajo original. Sin embargo, la idea viral ya había corrido como pólvora y nada logró detenerla. Incluso hoy, 21 años después, muchos psicólogos e incluso neurocientíficos creen que esto es cierto. La realidad es que empleamos el cerebro en su totalidad, en mayor o menor grado dependiendo de las actividades que realicemos.
  2. Si a los niños se les educa igual, actuarán de forma parecida. La educación es un aspecto muy importante en la formación de un individuo, pero no lo es todo. Existen muchas variables más que intervienen en el éxito o fracaso de un individuo y que poco o nada tienen que ver con lo que los padres les hayan inculcado. En realidad, en algunas etapas de la vida como la adolescencia, son los amigos (más que los padres) quienes tienen mayor influencia en un chico. Por otra parte también influyen aspectos como si es el primer, segundo o tercer hijo (el primero no recibirá el mismo trato que el último, ni una familia de dos hijos tendrá la misma educación que una de ocho). Por supuesto el temperamento también influye, pues un chico con una personalidad que tiende a la rebeldía no actuará de la misma manera que uno con una personalidad sumisa. Mientras el primero quizá tenga más problemas en un sistema de educación tradicional, al segundo quizá le cueste más trabajo un sistema más abierto o liberal.01 miércoles PsicoHumana 02
  3. Los mejores estudiantes serán los mejores profesionistas. ¿Cuántas veces hemos visto el caso de los estudiosos que solo sacan diez en la escuela pero al graduarse de la universidad consiguen trabajos más bien mediocres con sueldos que dejan mucho qué desear? Esto sucede porque el ambiente académico en poco se parece al profesional y el hecho de que un estudiante sea exitoso en la escuela no garantiza en nada que tenga habilidades para que le vaya bien en el trabajo. Está comprobado que el éxito laboral, más que depender del previo éxito académico, depende de poseer ciertas competencias llamadas transversales, como la responsabilidad, iniciativa, tenacidad, trabajo en equipo, adaptación, capacidad de comunicación y ganas de seguir aprendiendo.

Así que no te vayas con la finta de todo lo que lees, cuestiona, investiga y concluye por ti mismo si es verdad o no lo que se muestra a veces como una verdad absoluta.

La Fundación es una organización establecida en favor de las causas y objetivos de la Universidad Nacional Autónoma de México y para fortalecer su imagen como nuestra Máxima Casa de Estudios, tanto en México como en el extranjero.

Suscribete al Feed

¿Quieres comentar?

Dirección: Pennsylvania 203, Nápoles, Benito Juárez, 03810 Ciudad de México, Distrito Federal
Powered by: Layer & Soluciones IM
//jQuery(window).load(function(){ //jQuery('#myModal').modal('show'); //});