• Sábado 21 de julio de 2018


Autismo

Autismo

Comparte esta nota

El autismo es un trastorno que afecta entre 2 y 4 niños de cada 10,000, con una proporción de 3-4 niños por cada niña, y se manifiesta ya sea desde el nacimiento o a partir de la primera infancia. Este trastorno afecta de manera que torna a quienes lo padecen incapaces de formar relaciones sociales normales o desarrollar una comunicación normal. Esto, trae como consecuencia un aislamiento del contacto humano, encontrándose absortos en un mundo de actividades e intereses repetitivos y obsesivos.

Las conductas más representativas encontradas en el cuadro clínico van desde una total excitación por factores o actividades sin importancia para la persona común, hasta una total carencia de atención a los esfuerzos sociales para incluir al niño en las actividades lúdicas sociales, acompañado de falta de contacto visual, falta de respuesta y atención hacia las personas, etc.

Del mismo modo, se observan anomalías en la estructura del lenguaje como por ejemplo; ecolalia (repetición de frases o palabras), lenguaje metafórico, neologismos (creación de palabras generalmente sin sentido aparente) e inversión de pronombres.

Dicho trastorno no es consecuencia de una mala interacción con los padres o del ambiente sociocultural en que esté inmerso el niño. De acuerdo con Baron y Bolton (1998), los datos médicos actuales sugieren orígenes biológicos; los cuales incluyen factores genéticos, infecciones víricas y complicaciones durante el embarazo o parto, aunque es necesario mencionar, estas causas biológicas no siempre se encuentran presentes en todos los niños con autismo.

¿De qué manera se diagnostica el autismo? Este trastorno se clasifica como un síndrome conductual, ello significa que son un tipo de conductas poco comunes, tales como:

  • Relaciones sociales y desarrollo social “anormal”
  • No logra desarrollar una comunicación normal
  • Intereses y actividades del niño, limitadas y repetitivas

Es necesario considerar para el diagnóstico que deben presentarse estos tres tipos de conducta juntos y no de manera aislada. Existen otros factores asociados al autismo, como lo son: discapacidad mental, epilepsia, síntomas neurológicos, anomalías congénitas menores, entre otros.

Actualmente existen diversos tratamientos psicológicos que han mostrado considerables efectos beneficiosos. Entre ellos encontramos la terapia conductual; haciendo uso de programas que ayuden a generar conductas adaptativas y reducir la tasa de frecuencia de conductas no adaptativas. El entrenamiento en habilidades sociales también es fundamental en el tratamiento de dicho trastorno.

También se puede hacer uso de otro tipo de terapias, tales como: la terapia musical; la cual puede servir como apoyo en el entrenamiento de las habilidades sociales, terapia de lenguaje, terapia del abrazo; que fomenta el contacto físico y visual de los niños, además del uso de fármacos dirigido por un especialista desde luego.

 

Fuente | Baron C y Bolton, P. (1998). Autismo. Una guía para padres. Madrid: Alianza Editorial

Autor | Aldape López Ricardo Ulises

La Fundación es una organización establecida en favor de las causas y objetivos de la Universidad Nacional Autónoma de México y para fortalecer su imagen como nuestra Máxima Casa de Estudios, tanto en México como en el extranjero.

Suscribete al Feed

¿Quieres comentar?

Dirección: Pennsylvania 203, Nápoles, Benito Juárez, 03810 Ciudad de México, Distrito Federal
Powered by: Layer & Soluciones IM
//jQuery(window).load(function(){ //jQuery('#myModal').modal('show'); //});