• Miércoles 20 de marzo de 2019


Buena nutrición en el embarazo

Buena nutrición en el embarazo

Comparte esta nota

 

Así que estás embarazada. ¡Muchas felicidades! Seguramente tu mamá, suegra, tías o abuela comenzarán a darte consejos y tips. La gran mayoría de ellos serán de mucha utilidad, pues ya lo dice el viejo refrán “más sabe el diablo por viejo que por diablo”. Las abuelas y parteras poseen secretos de remedios muy buenos que con el paso de los años se han ido olvidando, pero hay otros que definitivamente aplican cada vez menos. Uno de ellos es precisamente ese que dice que una mujer embarazada debe comer por dos. Nada más alejado de la realidad.

De hecho, hoy sabemos que la obesidad en el embarazo es un factor que puede afectar seriamente tanto la salud de la madre como del bebé y que lejos de ser un momento en el cual hay que consentirse y olvidar la dieta, es más importante que nunca poner atención en qué servimos en nuestro plato diario.

Para empezar, es importante mencionar que los requerimientos calóricos de una mujer embarazada son mayores a los de una que no lo está, pero no en exceso. Bastan 300 calorías extras diarias para nutrir satisfactoriamente al bebé, siempre y cuando esas calorías provengan de fuentes saludables y no de pastelillos o comidas grasosas. Un claro ejemplo de lo que representan 300 calorías es un sándwich de jamón de pavo y queso panela en pan integral a media mañana como colación. Con ese sencillo tentempié estarás aportando esas calorías extras a tu dieta sin necesidad de extra limitarte.

Ciertamente, durante el embarazo muchas mujeres experimentan mayor hambre debido a la ansiedad propia de la gestación o bien debido a la presencia de hormonas que provocan hambre. Procura tener siempre a la mano snacks saludables como almendras, nueces (que dan una sensación de saciedad por más tiempo), plátanos (que aportan potasio y magnesio, muy necesarios para el desarrollo sano del bebé) o fruta de la estación. Aléjate de las harinas refinadas y los antojitos grasosos que no aportarán absolutamente nada en materia de nutrición y sí en materia de kilos extras.

También recuerda que la hidratación juega un papel crucial durante el embarazo, así que busca consumir cuando menos dos litros de agua al día, si te es posible combínala con agua de coco, que es un poderoso hidratante y además te quitará la sensación de hambre. Si trabajas, lleva contigo siempre colaciones de media mañana y media tarde, así te quitarás la tentación de ir a la maquinita de golosinas y pastelitos. Busca combinar estos sanos hábitos alimenticios con ejercicio que más que beneficiarte estéticamente, favorecerá el momento del parto y además te ayudarán a recuperar más fácilmente tu figura.

Estos son los mejores alimentos que puedes consumir durante el embarazo, debido a su fantástico aporte nutricional tanto para la madre como para el bebé:

Proteína: Es uno de los alimentos que más debes consumir durante todo el embarazo. Una mujer gestando debe comer 80 gramos cuando menos, diariamente, de proteína, ya sea animal o vegetal. La proteína ayuda a la formación de los músculos, cartílagos y huesos del bebé, entre muchas otras cosas más. Algunos estudios han demostrado que reduce significativamente el riesgo de preclampsia y disminuye las náuseas durante el primer trimestre.

Grasas: Este grupo alimenticio puede resultar engañoso, pues nos olvidamos que hay grasas malas y buenas y que siempre debemos elegir las buenas y descartar las malas. Las grasas son definitivamente vitales para el correcto desarrollo de los órganos y el cerebro del bebé. Las mujeres embarazadas deben consumirlas de forma regular. Se pueden obtener de fuentes como huevos, aceite de oliva, aguacate, coco, nueces (almendras, nueces pecanas, macadamia, etc), semillas (girasol, calabaza, ajonjolí) y por supuesto, una de las mejores grasas y que está a nuestra disposición todo el año: el aguacate. Olvídate de las cosas fritas, empanizadas y rebosadas y concéntrate en consumir solo grasas buenas. Tu bebé y tu cuerpo te lo agradecerán.

Frutas y Vegetales: contienen una enorme variedad de vitaminas, minerales y fibra que son sumamente útiles durante el embarazo. Consumir vegetales de hoja verde además aporta ácido fólico, hierro y vitamina K que son vitales para el correcto desarrollo del bebé. Puedes probar hacerte licuados de frutas por la mañana y agregarle unas cuantas hojas de espinaca, que pasarán totalmente desapercibidas en presencia de una fruta como la piña, por ejemplo. O consumir ensaladas (sin aderezos cremosos que son fuente de grasas, conservadores y saborizantes artificiales) tanto a mediodía como en la noche. Te darán una sensación de saciedad y además te nutrirán.

Agua: el volumen de sangre en el cuerpo de una mujer aumenta dramáticamente durante el embarazo. La sangre se forma, entre otras cosas, de agua, al igual que el líquido amniótico. Beber al menos dos litros de agua al día tiene una gran serie de beneficios, empezando por mantener un sistema circulatorio saludable (que suele verse siempre afectado en el embarazo), previene la hinchazón de pies y manos, el estreñimiento y mantiene a los órganos excretores como el hígado y los riñones en buen estado.

Aléjate de todas las comidas enlatadas, que tengan fecha de caducidad lejana y que digan en su etiqueta “sabor a”. Eso habitualmente solo indica que han sido sazonadas con saborizantes artificiales que no te traerán ningún beneficio nutricional. Busca consumir siempre hortalizas y frutas frescas, de la estación y trata de comer comidas caseras. Las hamburguesas, fritangas y toda clase de antojitos, volveremos a recalcar, no solamente no son nutritivos, sino que pueden causarte agruras y reflujo debido a su alto contenido de sodio o grasas malas. Opta por lo natural, bajo en sodio y azúcar y verás que tu cuerpo y por supuesto la salud de tu bebé, te lo agradecerán. Es un regalo que durará toda su vida.

La Fundación es una organización establecida en favor de las causas y objetivos de la Universidad Nacional Autónoma de México y para fortalecer su imagen como nuestra Máxima Casa de Estudios, tanto en México como en el extranjero.

Suscribete al Feed

¿Quieres comentar?

Dirección: Pennsylvania 203, Nápoles, Benito Juárez, 03810, Ciudad de México.
Powered by: Layer & Soluciones IM
//jQuery(window).load(function(){ //jQuery('#myModal').modal('show'); //});