• Domingo 25 de agosto de 2019


Atracones, trastorno alimenticio que va en aumento

Atracones, trastorno alimenticio que va en aumento

En México, la prevalencia de sobrepeso y obesidad en adultos de 20 años o más, fue de 71.28%

Comparte esta nota

Entre 16 y 51 por ciento de los pacientes con sobrepeso y obesidad que acuden a consulta presentan trastorno por atracón.

Cecilia Silva Gutiérrez, académica de la Facultad de Psicología (FP) de la UNAM, destacó que comer compulsivamente es un trastorno de la conducta alimentaria. Cuando están en presencia de otras personas, los afectados se alimentan poco, o no lo hacen, pero a solas se dan atracones que les hace sentir culpa por su falta de control, y vergüenza por la ganancia de peso corporal.

Sin embargo, dijo, si las cifras mencionadas se toman como punto de referencia, junto a las tasas de obesidad se podría pensar que la prevalencia del comer compulsivo va en aumento.

atracon_contenido1

En México, en 2012 la prevalencia de sobrepeso y obesidad en adultos de 20 años o más fue de 71.28 por ciento, y en 2016 se incrementó a 72.5 por ciento. El aumento progresivo de estos males y sus consecuencias en la salud física (diabetes, hipertensión y afectaciones óseas, musculares, gástricas y endocrinológicas) y mental los convierte en factores de riesgo con gran impacto en los sistemas sanitarios.

El rango de edad de las personas con trastorno por atracón se ha ampliado: hasta hace unos años era más común en la adolescencia tardía y la adultez temprana, pero ahora gente más joven y personas mayores lo presentan.

Algunos factores personales, sociales, cognitivos y neurológicos pueden contribuir a una desregulación emocional que produce malestar y ansiedad; en consecuencia, algunos individuos buscan la regulación a través de la comida, que les provee sensaciones momentáneas de tranquilidad, satisfacción y bienestar, pero después se sienten culpables y se eleva su frustración, y así se convierte en un círculo vicioso.

A diferencia de la bulimia, en donde también hay atracones, el comedor compulsivo no tiene conductas compensatorias como provocarse el vómito; utilizar laxantes, diuréticos y enemas; o hacer ayunos prolongados o ejercicio excesivo.

atracon_contenido2

Silva Gutiérrez recomendó estar atentos ante señales como cambios en los hábitos de alimentación, depresión, aislamiento social, aumento de peso, irritabilidad y ansiedad.

La universitaria consideró importante informar a la población sobre el tema, pues los trastornos de la conducta alimentaria son problemas graves de salud y no pueden resolverse con simple voluntad.

A manera de prevención, invitó a tener una buena relación con la comida: alimentarse adecuadamente, sin restringirse ni excederse.

Fuente: DGCS de la UNAM

La Fundación es una organización establecida en favor de las causas y objetivos de la Universidad Nacional Autónoma de México y para fortalecer su imagen como nuestra Máxima Casa de Estudios, tanto en México como en el extranjero.

Suscribete al Feed

¿Quieres comentar?

Dirección: Pennsylvania 203, Nápoles, Benito Juárez, 03810, Ciudad de México.
Powered by: Layer & Soluciones IM