• Viernes 20 de septiembre de 2019


Y a los familiares de los enfermos, ¿quién los atiende?

Y a los familiares de los enfermos, ¿quién los atiende?

La salud desde un enfoque social

Comparte esta nota

Cuando alguien muy cercano enferma, la atención de la familia se concentra en hacerle sentir cómodo. En brindarle apoyo. En ayudarle a recuperar su salud. No obstante, la dolencia no sólo tendrá repercusiones en el paciente, también sus familiares resultaran afectados.

De acuerdo con la Maestra Ángeles Rodríguez, responsable del Laboratorio de Investigación Socio-Médica de la UNAM, entre las personas más cercanas a un enfermo, es común que se presente cansancio, desgaste físico y/o mental, entre otros.

“El familiar es un testigo de una lenta agonía que le va a producir a su familiar la muerte y de alguna manera, ellos viven con un duelo anticipado. En vida están en duelo”.

FAMILIARESENFERMOS2

Sin embargo, en la mayoría de los casos, los familiares no dan importancia a sus molestias físicas y rara vez hablan abiertamente de ellas, mucho menos son tratadas.

Para la especialista de la UNAM se trata de un problema serio que requiere de atención, por lo que la intervención de grupos de apoyo resulta una buena opción.

“Donde los familiares convergen, recurren, platican y además, la especialista (en trabajo social) va proporcionándoles la sintomatología, hacia a donde se agravan los síntomas, que es lo que pasa. Entonces, llega a ser un grupo tan importante que en mucho reduce la angustia, reduce la ansiedad que genera el que puedas tener un paciente de este tipo y de manera indirecta, se generan redes de apoyo”.

Ángeles Rodríguez refiere que, en muchas ocasiones, los propios pacientes se convierten en “cuidadores” de sus familiares, lo que sin duda irá en detrimento de su propia salud.

FAMILIARESENFERMOS3

Pero la negativa de los familiares no es el único problema. Incluso los trabajadores de la salud muestran cierta reticencia hacía la atención “social” de las enfermedades. Lo anterior, según afirma la universitaria, se debe a la diferencia de enfoques en la formación médicos y trabajadores sociales.

“Digamos que hasta cierto punto es algo natural, porque desde el punto de vista social, el enfoque que nos ha permitido comprender mejor a la persona, es el enfoque cualitativo. No parte de la comprobación de una hipótesis, los resultados no pueden generalizarse. En cambio, el conocimiento científico, que es parte del sustento de los médicos, es un conocimiento replicable y universal”.

En este sentido, la especialista destaca el trabajo realizado desde el Laboratorio de Investigación Socio-Médica de la UNAM, que a través de diversas  investigaciones ha permitido entender e impulsar esta área de la medicina.

Autor: Fundación UNAM

La Fundación es una organización establecida en favor de las causas y objetivos de la Universidad Nacional Autónoma de México y para fortalecer su imagen como nuestra Máxima Casa de Estudios, tanto en México como en el extranjero.

Suscribete al Feed

¿Quieres comentar?

Dirección: Pennsylvania 203, Nápoles, Benito Juárez, 03810, Ciudad de México.
Powered by: Layer & Soluciones IM