• Lunes 19 de agosto de 2019


UNAM patenta estufa solar mejorada

UNAM patenta estufa solar mejorada

Creada por alumnos del Instituto de Energías Renovables

Comparte esta nota

Un grupo de investigadores del Instituto de Energías Renovables de la UNAM, desarrollaron un horno cuya energía para funcionar la obtiene del sol. Lo novedoso de este invento es que gracias a su diseño opto-geométrico puede ser operado desde cualquier latitud, en cualquier momento del año.

“Diseños hay muchos, por eso la idea de éste, cuya patente ya fue otorgada por el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, es contar con un dispositivo que sea versátil, que se maneje de forma sencilla y segura”, explicó Óscar Alfredo Jaramillo Salgado, integrante del equipo de investigadores.

estufasolar3

Para captación de manera más eficiente la energía, las estufas y hornos solares utilizan espejos que redireccionan la radiación hacia el interior de la caja. Sin embargo, debido al movimiento del Sol durante el día, requieren ajustes constantes en su orientación. En el caso de la estufa desarrollada por los universitarios, su principal cualidad es que no es necesario estar pendiente del movimiento del Sol.

La estufa cuenta con una caja doble. La primera al interior, con un sistema de aislamiento, donde se cocinan los alimentos. La segunda en la parte externa. También tiene un espejo transparente con una ligera inclinación para captar mejor la radiación. Al aumentar el almacenamiento de energía, también se incrementa la temperatura.

Gracias a su diseño, con sólo tres ajustes de posición y cuatro movimientos a lo largo del año se garantiza su funcionamiento, incluso, en días con insolación mediana.

“La caja funciona de las 9 de la mañana a las 2 de la tarde, tiempo suficiente para lograr la cocción. Uno sale temprano y deja las ollas exprés; cuando regresa, a la hora de la comida, encontrará el alimento totalmente cocido”.

estufasolar2

Jaramillo Salgado recordó que la mayoría de los alimentos comienzan a cocerse alrededor de los 90 grados centígrados, temperatura que en promedio se debe mantener por espacio de una hora, y sin que llegue a superar los 110 o 120 grados; de lo contrario podrían destruirse los nutrientes necesarios para el ser humano.

Una vez otorgada la patente a sus creadores, será posible hacer la transferencia tecnológica, ya sea por licitación o venta de la patente.

Fuente: Dirección General de Comunicación Social, UNAM

La Fundación es una organización establecida en favor de las causas y objetivos de la Universidad Nacional Autónoma de México y para fortalecer su imagen como nuestra Máxima Casa de Estudios, tanto en México como en el extranjero.

Suscribete al Feed

¿Quieres comentar?

Dirección: Pennsylvania 203, Nápoles, Benito Juárez, 03810, Ciudad de México.
Powered by: Layer & Soluciones IM
//jQuery(window).load(function(){ //jQuery('#myModal').modal('show'); //});