fbpx

HACEMOS POSIBLE LO IMPOSIBLE

DONA AQUÍ

Certifican prácticas y rescate de Xochimilco

En una ceremonia que unió a la academia, tomadores de decisiones y empresarios, 16 productores de Xochimilco recibieron los certificados Etiqueta Chinampera, que avalan que sus hortalizas son producidas con métodos amigables con el ambiente y permiten la preservación del axolotl, especie endémica del lugar.

En una ceremonia que unió a la academia, tomadores de decisiones y empresarios, 16 productores de Xochimilco recibieron los certificados Etiqueta Chinampera, que avalan que sus hortalizas son producidas con métodos amigables con el ambiente y permiten la preservación del axolotl, especie endémica del lugar.

Susana Magallón Puebla, directora del Instituto de Biología (IB) de la UNAM, explicó a expertos, en el Auditorio Divino Narciso de la Universidad del Claustro de Sor Juana, que es importante no sólo preservar una especie como el axolotl, sino además todo el ecosistema, pues en su conjunto brinda directamente beneficios a las sociedades y afirmó:

Etiqueta Chinampera es un esfuerzo realmente extraordinario, original y loable, porque resalta la importancia de la suficiencia alimentaria. Sobre todo, porque en muchas ocasiones hemos caído en importar alimentos que no son nativos nuestros, y en verano importamos cerezas de Europa y en invierno de Chile.

Luis Zambrano González, especialista del IB y líder del equipo de investigación del proyecto, explicó que Etiqueta Chinampera surge de un diálogo con chinamperos e investigadores que tratan de restaurar el hábitat del ajolote, pues no se puede vivir sin agua limpia para la producción que permita la obtención de mejores productos.

Uno de los problemas que han enfrentado es el embudo que se hace en términos de comercialización porque el producto chinampero es difícil de colocar, pues tiene mucha competencia, sobre todo con la Central de Abastos.

El investigador de Laboratorio de Restauración Ecológica declaró que hay comerciantes que dicen vender productos de Xochimilco pero no lo son. Entonces, ¿cómo distinguir a aquellos que trabajan realmente por mejorar la calidad de su entorno? La respuesta es justamente la Etiqueta Chinampera.

Todos sabemos que Xochimilco es pieza fundamental en la historia y la cultura mexicanas; que es clave en la sostenibilidad de esta ciudad, y ya estamos viendo que nos está alcanzando el destino, por ejemplo en Monterrey, y Xochimilco es de los ecosistemas que pueden reducir esos efectos negativos.

Jesús Ofelia Angulo Guerrero, subsecretaria de la Secretaría de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación de la Ciudad de México, destacó que el proyecto tiene cuatro ejes de acción: el financiero, el ecosistémico, mejorar la calidad del agua (su limpieza y el traslado de las hortalizas para el consumo de la población), y la investigación sensorial de las hortalizas producidas.

“La etiqueta que se diseña en este proyecto es promotora del fortalecimiento económico, alimenticio y la restauración integral de la zona lacustre de Xochimilco a través del modelo chinampa refugio, y concede una certificación que les permite ser proveedores del restaurante del Claustro de Sor Juana”, expuso la experta.

Carmen Beatriz López Portillo Romano, rectora de la Universidad del Claustro de Sor Juana, dijo que se ha apostado desde hace tiempo por realizar investigación y promover las diferentes dimensiones de la gastronomía, que “toca la totalidad de lo que es el ser humano, es una expresión cultural, referida a la salud, el medio ambiente… Cuando hablamos de comida y su repartición, lo hacemos de la justicia de un país, de ahí que el programa de chinamperos nos incumba especialmente”, precisó.

La representante de chinamperos, Claudia Medina Castillo, reconoció que las comunidades de Xochimilco han trabajado durante décadas, y ahora se empieza a notar un recambio generacional con chinamperos de todas las edades.

Fuente: Gaceta UNAM 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba
Cerrar
Browse Tags