fbpx

Fundación UNAM

Entrevista al Dr. William Lee, Director del Instituto de Astronomía de la UNAM

William Henry Lee Alardin es tan mexicano como el que más, pese a que su nombre podría confundirnos en un primer momento. De hecho, es más mexicano que muchos que se precian de serlo patrioteramente. Su trabajo profesional como docente e investigador al frente de Instituto de Astronomía de la UNAM guarda un gran amor por las estrellas, la docencia, sus estudiantes y el futuro de México.

 El Dr. Lee recuerda que las ciencias y el cielo siempre fueron materia de su atención, desde muy joven buscó la forma de conocerlo y entenderlo. Sus padres animaron este interés al regalarle el libro de Cosmos, escrito por el astrónomo y divulgador científico Carl Sagan, que antes ya había provocado un gran impacto en la vida del niño William al ver la serie por televisión.

Recuerda con la misma emoción juvenil que contagia lo maravilloso del evento, haber trabajado arduamente para hacer un telescopio en compañía de su padre, con el que observarían el paso del Cometa Halley en 1986. “Cuando yo tenía 17 años pasó, estos eventos te tocan una vez en la vida si acaso, si tienes suerte”.

No tarda en cambiar el tono y de inmediato investirse en docto profesor que explica que la mejor manera de observar el fenómeno no es con un telescopio sino con unos binoculares o a simple vista, y que el cometa se llama así porque Edmund Halley pudo conjeturar su período orbital para predecir su siguiente aparición haciendo cálculos matemáticos utilizando las leyes de Newton.

Comenta, con la misma vehemencia, las diferencias entre las estrellas y los cometas así como sus especificaciones, lleno de una emoción que se transmite y contagia, habla de estos cuerpos celestes, sus brillos y su vida. Es verdaderamente palpable su pasión por la astronomía y su elucidación para aquellos que somos legos en la materia.

Una vez que terminó el bachillerato, cursó estudios de  Física en la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México, siempre consciente de querer ser astrónomo, y que ese era el camino que debía recorrer. Recuerda con cariño a uno de sus profesores de bachillerato, el maestro de Física, que lo motivó con sus estupendas clases a decidirse de manera contundente por el camino de las ciencias.

Así que se inscribió en la carrera de Física claro de que primero debía contar con  conocimientos científicos y habilidades matemáticas de alto nivel, y el dominio de una metodología teórico-experimental para llegar a conclusiones validables. Explica que en ninguna parte del mundo existe una Licenciatura en Astronomía y que se llega a ella después de pasar por varios niveles de especialización. Así que no es ninguna tarea fácil y mucho menos se trata solo de contemplar el cielo y reconocer las constelaciones.

Recuerda que fue muy interesante su paso del bachillerato a la licenciatura en la UNAM, pues como estudiante pudo palpar la diversidad y el  tamaño de la población de esta institución, a la cual considera termómetro del país.

Una vez terminada la licenciatura y por consejo del que considera uno de sus mentores, el Dr.  Manuel Peimbert, decidió continuar con sus estudios de maestría y doctorado en Física en la Universidad de Wisconsin-Madison, en Estados Unidos.

Viajó al extranjero para obtener mejores conocimientos en las áreas que le interesaban, siempre buscando la excelencia y los primeros niveles en su preparación. Los vínculos que logró conseguir en aquel tiempo le han ayudado hoy en día como contactos para apoyar el desarrollo de los estudiantes del Instituto que ahora encabeza.

Por su propia experiencia, considera que durante la formación profesional es muy importante moverse y conocer otras partes del mundo, intercambiar ideas, obtener información de primera línea y convivir con diferentes personas, buscando siempre oportunidades de desarrollo y devolver a la UNAM y al país lo que han invertido en tu preparación.

One thought

  1. Lo escuché en una entrevista de TVUNAM y es verdaderamente un orgullo contar con científicos de su talla y preparación…. Muchas gracias por las aportaciones que Ud y el resto de nuestros científicos hagan por nuestra humanidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *