fbpx

Fundación UNAM

Conoce la historia del Instituto de Ingeniería de la UNAM

El primer intento de formación del Instituto de Ingeniería de la UNAM fue en 1944, y provino de un acuerdo del Consejo Universitario, sin embargo, los recursos eran muy escasos, por lo cual, la iniciativa se pospuso más de una década.

Algunos universitarios de procedencia, vieron la necesidad de crear el Instituto de Ingeniería, A.C. Entre los promotores más importantes, estuvieron los ingenieros Nabor Carrillo, Javier Barros Sierra, Bernardo Quintana y otros; quienes pensaron que la mejor opción era integrar al Instituto de Ingeniería en la Facultad de Ingeniería, al tiempo que ésta se instalaba en Ciudad Universitaria. En 1956 el Instituto de Ingeniería era ya una realidad universitaria.

La empresa ICA fue la primera fuente de financiamiento del Instituto, que lo nutrió de personal calificado, así como de proyectos reales que el instituto tendría que resolver. El primer lugar que resguardó al Instituto fue el sótano del entonces Instituto de Geología, instalaciones que ahora ocupa el Centro de Enseñanzas en Lenguas Extranjeras de la UNAM.

ingenieria_contenido1

Mientras que la primera construcción como tal, derivada de sus ingresos externos al presupuesto universitario, fue la nave Raúl Sandoval Landázuri, donde desde entonces se alojan parte de los laboratorios de ingeniería estructural e hidráulica.

La empresa ICA pagó todos los gastos del Instituto durante el primer año, el 75% durante el año siguiente, la mitad del total al tercer año y la cuarta parte al cuarto año, ello con la finalidad de trasferir los costos de la investigación al que originaban los trabajos de investigación: el sector público.

Desde 1960, la casi totalidad de los costos de las investigaciones del Instituto, entonces División de Investigaciones de la Facultad, eran pagados según la naturaleza de los problemas para estudiar por: la Secretaría de Obras Públicas, actualmente SCT; la Comisión Nacional de Irrigación, posteriormente Secretaría de Agricultura y Recursos Hidráulicos; la Comisión Federal de Electricidad; y demás organizaciones gubernamentales solicitantes de tecnología de alta calidad para la infraestructura nacional.

ingenieria_contenido2

En la actualidad, aproximadamente la mitad de los miembros del Instituto provienen de diferentes disciplinas de la ingeniería civil, y las cuatro o cinco áreas de prestigio que caracterizaron los albores del Instituto son ahora tres veces más numerosas, e incluyen una rica mezcla de las disciplinas e interdisciplinas de la ingeniería moderna.

Los cuatro grandes grupos de investigación actuales comprenden a la ingeniería estructural, desde la sismología, geotecnia y dinámica de las estructuras hasta la elaboración de normas constructivas urbanas; la ingeniería hidráulica y ambiental, que incluye la dinámica de fluidos, la biorremediación y los procesos biológicos del ambiente; de la ingeniería electromecánica, que también abarca la automatización, los sistemas e instrumentación; y la ingeniería de computación (hardware y software), con grupos emergentes en manejo de bases de datos, redes, inteligencia artificial y telecomunicaciones.

En el futuro, el Instituto prevé preservar su papel de árbitro nacional de la ingeniería y actor principal del desarrollo tecnológico, así como apoyar de manera más efectiva a la docencia y la formación de expertos.

Fuente: DGCS, UNAM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *