fbpx

HACEMOS POSIBLE LO IMPOSIBLE

DONA AQUÍ

AYUDA A GUERRERO

La Semana Santa en México

Fue una imposición, en efecto, pero al paso del tiempo la población la aceptó porque es una religión más benévola frente a las religiones prehispánicas que incluían el sacrificio humano.

Una de las representaciones más emblemáticas de la Semana Santa; así como muy auténtica es quizá la de Iztapalapa, en Ciudad de México; conservando el sentido original introducido por los franciscanos y continuaron dominicos y agustinos. Actualmente la procesión es conocida a nivel mundial y siendo un evento anual muy importante en el país.

Pero, ¿De dónde viene esta tradición?

Entre las ideas y costumbres que aparecieron en Mesoamérica hace 500 años con la llegada de los españoles que profesaban el catolicismo hicieron la labor evangelizadora dando pie a la religión en el nuevo continente.

Fue una imposición, en efecto, pero al paso del tiempo la población la aceptó porque es una religión más benévola frente a las religiones prehispánicas que incluían el sacrificio humano.

Desde la perspectiva católica, se entiende que Cristo se había sacrificado por los seres humanos, de modo que la celebración de los rituales cristianos es un sacrificio simbólico.

Lo mismo sucedió con la comida. México aportó el maíz y España el trigo; fue realmente una mezcla que dio origen a mundo distinto, a una cultura diferente que heredó elementos de la cultura prehispánica y también de la europea.

Para comprender, por ejemplo, la austeridad de la dieta de semana santa, que aún se respeta, debe recordarse que el cristianismo tiene su origen en el judaísmo. Cristo era judío. Desde esa perspectiva, se considera, hasta nuestros días, que hay alimentos puros e impuros.

De modo, para celebrar la Pascua judía era necesario dejar de consumir alimentos impuros, entre ellos la carne. Esa costumbre pasó al cristianismo y pese a que en esta religión no se considera impura la carne de cerdo, se abstienen de consumir ese alimento.

En esa forma de conmemorar la Semana santa católica en una época llegaron a prohibir los lácteos y el huevo; aunque en el siglo XVIII fue menos restrictiva la abstinencia. Se permitieron los lácteos y se relajaron los periodos de abstinencia.

Antiguamente esa costumbre se observaba durante 40 días. Desde que comenzaba la Cuaresma hasta que concluía la Semana santa. Se tomaban los alimentos solo una vez al día, por la tarde, después de vísperas, sin los alimentos prohibidos (carne, huevo, lácteos o vino).

Con el tiempo se fue haciendo más ligera la prohibición. A partir del siglo XVIII se consideró que la vigilia solo se observaría los cuatro primeros días de la Cuaresma, más los miércoles, los viernes y los sábados. Actualmente la conmemoración abarca el miércoles de ceniza, los viernes y los tres últimos días de la Semana mayor.

En cuanto a los ingredientes de los platillos de Semana santa quizá también hubo una mezcla. Cabe decir que en la organización de los conventos los huertos desempeñaron un sitio especial, debido a que la corona española consideraba que debían que ser autosuficientes para llevar a cabo la labor evangelizadora.

Los huertos se convirtieron en laboratorios. Se introdujo una cantidad incontable de productos europeos para aclimatarlos. Lo mismo se envió a la metrópoli los productos nativos. Fue un intercambio de alimentos que modificaron las culturas.

Así se enriqueció la gastronomía con productos tan trascendentes como el chocolate que enriqueció al paladar del mundo. De esta mezcla surgieron platos nuevos en torno de los conventos de monjas como dice la leyenda. En fin, la evangelización no sólo consistió en introducir la religión cristiana sino la cultura occidental completa a la Nueva España.

Gran parte de las costumbres de la Semana santa de la época virreinal se perdieron, en especial, a raíz de las Leyes de Reforma. Lo mismo en la Revolución y en la Guerra cristera, pero se retomaron posteriormente. Algunas no se perdieron del todo, como las procesiones.

Fuente: Gaceta UNAM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Cerrar
Browse Tags