Fundación UNAM

Advierten efectos devastadores por incendios en el Amazonas

Andrés García Aguayo, investigador del Instituto de Biología de la UNAM, adscrito a la Estación de Biología Chamela dijo que los recientes incendios en la selva tropical de la cuenca del río Amazonas, en Brasil, han sido devastadores para la salud del planeta.

Además que el rechazo a la ayuda ofrecida por el Grupo de los Siete (Alemania, Francia, Italia, Reino Unido, Canadá, Estados unidos y Japón) para combatirlos, ha sido inaudito.

amazonas_contenido1

“Es un error que el presidente brasileño Jair Bolsonaro le diera más peso al diferendo personal que mantiene con el presidente francés Emmanuel Macron, que a los incendios en la Amazonia. Con esa actitud desestima la importancia que esta región tiene no sólo para Brasil, sino también para el resto del mundo. Recordemos, además, que, como parte de su política, Bolsonaro ha impulsado la transformación de la selva de la cuenca del Amazonas para beneficiar a enormes corporaciones agrícolas y ganaderas”, dice.

Desde hace tiempo, los incendios en la selva de la cuenca del Amazonas se han incrementado paulatinamente; sin embargo, este año, su número alcanzó una cifra por demás alarmante: cerca de 100 mil.

Como consecuencia de esta catástrofe ecológica, en las últimas semanas se han emitido a la atmósfera terrestre ingentes cantidades de gases de efecto invernadero (dióxido de carbono, monóxido de carbono y metano, entre otros) que contribuirán a afianzar el cambio climático, con sus respectivas secuelas: aumento medio de las temperaturas y, por lo tanto, descenso de las precipitaciones.

amazonas_contenido2

Otra consecuencia de estos incendios es la pérdida irreversible de un sinnúmero de especies. Como se sabe, la Amazonia es una de las regiones con más biodiversidad del planeta: casi 30% de las especies se encuentran ahí, y no pocas de ellas son endémicas.

En opinión del biólogo universitario, esa inmensa pérdida de biodiversidad afectará, asimismo, los servicios ambientales que esa región del planeta nos presta a todos los humanos, como la absorción de monóxido de carbono y la emisión de oxígeno.

En algunos experimentos a escalas pequeñas en los que se ha desmontado una parte de una selva, se ha visto que ésta tardaría en regenerarse entre tres y seis décadas.

Fuente: UNAM Global 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *