fbpx

Fundación UNAM

Mejor alimentación, mejores calificaciones

Realizar una buena comida, es uno de los problemas que un estudiante universitario suele tener. Entre las prisas, y otros contratiempos, en ocasiones la única alternativa es comer en la calle.

Para Renata Miranda Rojas, quien cursa la carrera de Química en Ciudad Universitaria, optar por la comida chatarra, le ocasionó serios daños a su salud.

Becaria Quimica 2

“De hecho hubo un tiempo en que me desmayaba mucho en el metro. Me trajo muchos problemas de salud porque no me alimentaba bien”.

Sin embargo, los desmayos fueron el menor de sus problemas, ya que tuvo que hacer una visita obligada al hospital.

“Me faltaba el aire. Además me dio salmonela cuando entré a la escuela porque comía cualquier cosa y no estaba acostumbrada. Incluso me operaron de peritonitis”.

Cuando cursaba el cuarto semestre, Renata supo de la existencia de una Beca de Alimentos, apoyo que le sería de gran ayuda, pues la carrera de Química es de tiempo completo.

“Es estar todo el día ahí. En ocasiones entraba a las 7 de la mañana y salía a las 9 de la noche, lo que hacía difícil llevarme algo de comer. Entonces ya es cuando tengo tiempo voy a comer pero trato que siempre sea temprano, y ya en el tiempo que esté en la escuela compro fruta o un sándwich.  Pero ya me quita un peso de encima”

La Beca de Alimentos es uno de los varios programas con los que cuenta Fundación UNAM, cuyo propósito es lograr que cada vez más jóvenes estudiantes se alimenten sanamente y así puedan rendir mejor en sus estudios.

Becaria Quimica 3

En el caso de Renata, contar con este apoyo, no sólo ha dado tranquilidad a su familia, también le ha ayudado a subir sus calificaciones.

“A veces ya no entraba a clases porque ya me quería ir a mi casa a comer. Desde que tengo la beca, he subido mis calificaciones. Además te sientes con una responsabilidad de comer porque si no utilizas la beca, te la quitan”.

Ahora, en la mente de esta joven estudiante más que preocupaciones, lo que hay son planes a futuro, entre los cuales se encuentra lo que desea hacer una vez que concluya su carrera.

“Pretendo seguir estudiando para termina una maestría y me gustaría probar suerte en la industria. También me gustaría quedarme como investigadora, que es el sueño de todo Químico. Me gustan experimentar con materiales”.

Fuente: Fundación UNAM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *