fbpx

Wendy Nieva Pérez

Agradecimiento total a la UNAM y a su Fundación

Mi nombre es Wendy Nieva Pérez, soy actuaria y Puma de corazón. Desde mi infancia, la UNAM ha sido referente en mi vida. Crecí en una familia muy responsable, por lo tanto, me enseñaron a cumplir con mis obligaciones todos los días, a buscar las oportunidades por méritos propios y a desear siempre ser una mejor persona. A pesar de que tanto mi mamá como mi papá trabajaron, en mi casa el dinero se cuidaba al máximo, por lo que mi formación académica siempre fue en escuelas públicas. Por eso, desde pequeña, tuve entre mis sueños entrar a la UNAM, una travesía que inició cuando fui admitida en la Preparatoria 3 “Justo Sierra”.

Durante mi último año de preparatoria solicité mi ingreso a la licenciatura en Actuaría. Cuando llegó mi carta de aceptación, entendí que para poder tener éxito y también disfrutar de mi estancia en la Facultad de Ciencias debía poner en uso todo lo aprendido en casa. Debo confesar que no fue fácil la licenciatura. Sin embargo, entre los profesores y los alumnos hubo mucha empatía y solidaridad, por lo que la Fac (como muchos la llamábamos) se convirtió en mi segundo hogar.

Apliqué a la beca de Fundación UNAM al inicio de la licenciatura y tuve una gran sorpresa al saber que me fue otorgada. Sin saberlo, esa ayuda económica me catapultó para obtener una independencia financiera y así ir construyendo a quien soy ahora. He sido funcionaria pública desde hace más de veinte años y tengo mucha gratitud por cada uno de los cargos en los que he estado. Mi formación –de tipo cuantitativa– me ha provisto de elementos para atender necesidades especializadas en las posiciones que he ocupado y, cuando realicé mi maestría en Administración y Políticas Públicas, supe que quería dejar pequeños legados en las instituciones en las que tuviera la oportunidad de formar parte.

Actualmente, soy directora general adjunta de Promoción de Negocios en la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF), la cual forma parte de la Banca de Desarrollo, cuyo principal nicho de atención es el sector de la vivienda. Para muchos de nosotros, pensar en adquirir una vivienda significa haber logrado trascender y como consecuencia patrimonial representa uno de los activos más relevantes de una persona. Por ello, la SHF ha buscado optimizar las condiciones existentes de vivienda y así mejorar el bienestar de las familias mexicanas, a través políticas públicas que detonen la formación de mercados o atiendan las “fallas” de los mismos.

Soy muy afortunada porque actualmente la SHF está desarrollando programas que buscan, entre otros objetivos, reducir la huella de carbono, otorgar mayores créditos a las mujeres y desarrollar esquemas de financiamiento hacia grupos vulnerables, como la población sin acceso a la seguridad social o los migrantes. De esta manera, mi trabajo me da la oportunidad de contribuir en un mejor México todos los días.

El haber contado con el apoyo de Fundación UNAM a lo largo de mi carrera fue piedra angular para ser una mejor profesionista, una mejor persona y dejar pequeñas huellas que cambien la vida de todos aquellos que se puedan beneficiar de mi actividad, algo por lo que estaré siempre agradecida con mi Alma Máter y con quienes hacen posibles todos estos apoyos. Por eso y más, ¡viva la UNAM!

Directora general adjunta de Promoción de Negocios

Fuente: https://www.eluniversal.com.mx/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba
Cerrar
Browse Tags