fbpx

Fundación UNAM

10% de la población del mundo, incapaz de mostrar sus emociones: UNAM

Expresar tristeza, enojo, alegría o miedo es de lo más normal entre los seres humanos; sin embargo, existen personas con dificultades para identificar o manifestar sus emociones, así lo afirmó Jazmín Ramírez, académica de la Facultad de Psicología de la UNAM.

Se trata de un trastorno conocido como Alexitimia, que afecta a alrededor del 10% de la población mundial. Quien lo padece, tiene problemas para describir sus sentimientos y distinguir las sensaciones corporales o estados físicos que conllevan.

El término Alexitimia fue utilizado por primera ocasión en 1970 para referir a pacientes con dificultades psicosomáticas y según la especialista de la UNAM, no se conoce la causa de este trastorno (aunque se considera que se debe a un constructor psicológico de los estados de ánimo).

emociones_contenido1

De acuerdo con algunos especialistas, el origen de la Alexitimia es de tipo biológico derivado de que las estructuras cerebrales relacionadas con el procesamiento emocional no se desarrollaron de manera correcta o que es consecuencia de otro trastorno psicológico-psiquiátrico.

Puede ser adquirida si una persona sufre daño cerebral en las áreas relacionadas con las emociones es susceptible de tener dificultades para reconocer sus propios sentimientos, y en ocasiones, los de las personas a su alrededor.

Jazmín Ramírez resaltó  que se ha tratado de determinar si la Alexitimia podría tener dos vertientes: una cognitiva y otra afectiva. En el primer caso, los pacientes tienen problemas para identificar, verbalizar y analizar los sentimientos. En el segundo caso, se complica comprender la expresión e imaginación de las emociones.

“Se presenta en mayor medida en pacientes vulnerables a trastornos de la alimentación; de pánico, obsesivo compulsivo; de tipo psicosomático y psicológico como fibromialgia, y con abuso de sustancias y ansiedad”, dijo Ramírez.

emociones_contenido2

Debido a lo anterior, los pacientes tienen aplanamiento emocional, son impredecibles, desorganizados en cuanto a sus emociones e inadaptados; reaccionan de manera exagerada ante ciertas situaciones y no lo pueden controlar. La aparición de la Alexitimia se ha vinculado más a la adolescencia y la adultez joven.

“En estas etapas se empieza a identificar que las personas no son capaces de procesar información de tipo emocional y no pueden reconocer los estados fisiológicos asociados a las emociones”, refirió la académica de la UNAM.

Por ello, es necesario que un profesional haga un diagnóstico diferencial y una evaluación psicológica y neuropsicológica, que permita al afectado recibir la ayuda necesaria para reconocer los estados físicos que se asocian a las emociones.

Fuente: Dirección General de Comunicación Social, UNAM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *