fbpx

HACEMOS POSIBLE LO IMPOSIBLE

DONA AQUÍ

AYUDA A GUERRERO

¿El invierno provoca depresión?

  • Muchas personas pueden experimentar síntomas depresivos debido al inicio del invierno.

La temporada invernal ha llegado. Los días se acortan, las temperaturas descienden y la luz solar es cada vez más escasa. Para algunas personas, el comienzo del invierno implica experimentar cansancio, tristeza, pensamientos negativos y falta de apetito. Este fenómeno es conocido como “winter blues” o “tristeza estacional”.

Caracterizado por alterar nuestra salud física y psicológica conforme transcurre el invierno, el Trastorno Afectivo Estacional (TAE) es un tipo de depresión ligada a la temporada otoñal e invernal. Aunque es más común en mujeres jóvenes, el TAE afecta al diez por ciento de la población, especialmente a las personas que viven en países alejados del ecuador.

En la mayoría de los casos, la depresión estacional termina con el inicio de la primavera y el verano. Este padecimiento puede deberse a múltiples factores, tanto biológicos como psicológicos, entre los cuales, de acuerdo con algunos investigadores, se incluyen desequilibrio en la producción de serotonina o de melatonina, hormonas relacionadas con el estado de ánimo, la regulación del sueño y la falta de vitamina D.

Los síntomas más comunes del Trastorno Afectivo Estacional son: 

  • Aumento o falta de apetito.
  • Desesperanza.
  • Dificultad para dormir o dormir demasiado.
  • Tristeza e irritabilidad.
  • Pérdida de interés en las actividades cotidianas.
  • Menor energía.

Entre algunas recomendaciones para prevenir y contrarrestar el TAE, se sugiere  reforzar hábitos saludables; dormir bien, evitar el uso de dispositivos tecnológicos antes de acostarse, hacer ejercicio o  actividades al aire libre, llevar una buena alimentación e involucrarnos en un buen entorno social.

Si,  pese a esto, los síntomas no mejoran se recomienda acudir con un profesional que construya un diagnóstico y determine el tratamiento adecuado. Algunos de los procedimientos más comunes suelen ser las terapias lumínica y psicológica, que, en complemento con el suministro de medicamentos que contienen melatonina o antidepresivos, ayudan a prevenir futuros episodios.

Si deseas más información o necesitas ayuda, contacta a: 

Clínica del Departamento de Psiquiatría y Salud Mental de la Facultad de Medicina, quienes se apoyan de psicólogos clínicos, trabajadores sociales psiquiátricos y neurofisiólogos para dar un tratamiento completo. 

Los alumnos e integrantes de la comunidad UNAM pueden agendar una cita en el correo: dpsm_clinica@facmed.unam.mx. Se requiere estar inscrito y contar con credencial vigente.

O a la Línea de Atención Psicológica Call Center especializada en salud mental, de la Facultad de Psicología quienes ofrecen asistencia de primer contacto en problemas de ansiedad, depresión, crisis de pánico, entre otros. 

Cuenta con seis líneas, de lunes a viernes, de 8 a 18 hrs. Teléfono: 55-5025-0855.

La comunidad universitaria, en especial los estudiantes, son el principal grupo de atención, aunque debido al incremento en el número de consultas se puso a disposición de la población en general.

 Si necesitas ayuda puedes escribir un correo a la Clínica del Departamento de Psiquiatría y Salud Mental de la Facultad de Medicina dpsm_clinica@facmed.unam.mx o llamar a la Línea de Atención Psicológica de la Facultad de Psicología: 55-5025-0855 quienes están a disposición de la comunidad universitaria y del público en general. 

Fuente: Fundación UNAM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Cerrar
Browse Tags