fbpx

Fundación UNAM

Mi perro está obeso. ¿Qué hago?

Los perros que padecen sobrepeso son propensos a sufrir patologías graves como complicaciones cardiovasculares, diabetes o problemas hepáticos. A esto se agrega la disminución sensible de su esperanza de vida.

Igual que los humanos, las mascotas, específicamente los perros, son susceptibles de padecer obesidad. Estudios han demostrado que la obesidad del dueño es un factor de riesgo para los perros, ya que los hábitos están muy asociados entre ambos.

Ylenia del Carmen Márquez académica de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UNAM, las conductas alimenticias que tienen los dueños son las mismas que aplican para sus perros: “consentirlos con alimentos, ofrecerles lo mismo que ellos comen o premiarlos con bocadillos. Estas situaciones inevitablemente llevarán al perro a padecer obesidad”, expuso.

Otro factor es la poca actividad física, también asociada a los hábitos de los dueños que no salen a caminar con el perro, están habituados a estar sentados viendo televisión o trabajando en la computadora. Esto acostumbra al animal a tener el mismo ritmo de vida sedentario.

PERROSGORDOS2

Lo anterior, agregó, implica una alta ingestión de calorías con una pobre utilización por la falta de actividad física. En Estados Unidos, Canadá e Inglaterra se han realizado investigaciones sobre obesidad que han arrojado esos resultados.

Esta situación no se presenta en los gatos, ya que estos no acompañan tanto al humano. “No es frecuente que los llevemos de viaje o que los saquemos a pasear; en contraparte, la relación con el perro es mucho más estrecha”, comentó.

La especialista precisó que razas como los golden retriever, labrador, cocker spaniel, y terrier escocés, son más propensas a padecer obesidad si no se tiene cuidado con sus hábitos alimenticios.

Han sido criados para utilizarlos en actividades de caza, son perros que recogen presas, lo que significa que su complexión requiere una alta actividad física y mental, y si se encierran en una casa con los mismos hábitos del dueño comienzan los problemas como la obesidad.

PERROSGORDOS4

Cambios en su dieta

Tu perro debe alimentarse con comida específica para bajar de peso. Existe una gran variedad de marcas comerciales que ofrecen alimento exclusivo para perros con sobrepeso. Es fundamental la supervisión de un veterinario, quien establecerá la cantidad diaria recomendada en función de la edad, el peso y la raza.

Aumentar  duración de los paseos

Caminar es una actividad sana, también lo es para tu perro. Trata de tener más tiempo para ti y tu mascota, paseen juntos un poco más de lo que suelen hacerlo; observa su respiración, que no se agote. Los perros obesos suelen tener problemas respiratorios, por lo que será indispensable llevar agua para ofrecerle ocasionalmente.

No descartes otros orígenes

Si los esfuerzos para que tu can baje de peso fracasan o no detectas un cambio sustancial en la figura de tu mascota, acude al veterinario. El origen de la obesidad puede deberse a factores de tipo genético o físicos, como un problema de tiroides. Entonces será necesario elaborar un examen más exhaustivo para delimitar el origen del sobrepeso.

Autor: Dirección General de Comunicación Social, UNAM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *