fbpx

Fundación UNAM

Protégete en esta temporada invernal

Durante la temporada invernal las enfermedades respiratorias incrementan considerablemente, siendo los menores y los ancianos el grupo de mayor incidencia.

De acuerdo con datos de la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud, en lo que va de diciembre las entidades más afectadas son:   Aguascalientes con 880 casos; 695 en Zacatecas; 607 en Durango; 573 en Sinaloa; 572 en Hidalgo y 568 en Campeche.

En esta temporada invernal las personas están más expuestas a una gran cantidad de infecciones respiratorias, y aunque los más susceptibles son los niños y los ancianos, también los adolescentes y los adultos pueden contraerlas y provocar ausentismo escolar y laboral.

La contaminación, bajas temperaturas, bajo nivel de defensas, entre otras características, aumenta el riesgo de contraer padecimientos respiratorios.

respiratorias_contenido1

Ante este escenario es recomendable consumir alimentos ricos en vitamina C, ingerir abundantes líquidos, evitar los cambios bruscos de temperatura, usar cubrebocas cuando la contaminación sea mayor, evitar estar en lugares muy concurridos o con personas que tengan una infección respiratoria, ya que es más fácil contagiarse.

Una de las enfermedades más comunes es la faringoamigdalitis, una infección de la faringe y de las amígdalas.

La faringoamigdalitis es adquirida por contagio, a través del aire (al toser o estornudar) o bien por contacto directo.  En la mayoría de los casos, los causantes son los virus: 90% a 95% de las veces, el resto de ocasiones están producidas por bacterias, siendo la más frecuente el estreptococo.

La faringoamigdalitis vírica suele tener un comienzo gradual, con fiebre moderada (generalmente menor de 39° C), dolor de garganta, existencia de pequeños ganglios en el cuello y poca afectación del estado general. Con frecuencia se acompaña de otros síntomas como mucosidad nasal, tos y enrojecimiento ocular. Al examinar la garganta, se ve un enrojecimiento difuso de la misma y pueden aparecer secreciones purulentas (placas).

respiratorias_contenido2

Es habitual que aparezca dolor de cabeza, náuseas, vómitos y dolor abdominal. Al mirar la garganta, ésta se presenta muy enrojecida, a veces con puntitos rojos, como hemorrágicos y es frecuente que las amígdalas estén cubiertas de placas blanquecinas.

Mientras que la gripe es una infección respiratoria causada por los virus influenza tipo A y tipo B, muy común en otoño e invierno. Es altamente contagiosa; el virus entra en el cuerpo a través de las membranas mucosas de la boca, nariz u ojos. Cuando una persona tose o estornuda el virus es diseminado por el aire y puede ser inhalado por cualquier persona que se encuentre cerca.

Por lo general, la gripe ataca de uno a tres días después de la exposición al virus. Los síntomas comunes incluyen fiebre y escalofríos, dolor muscular y en las articulaciones, tos, dolor de cabeza, dolor de ojos, cansancio y debilidad. Algunas personas también experimentan congestión nasal y dolor de garganta.

Para prevenir el contagio de la gripe se puede aplicar una vacuna, beber constantes líquidos, y acudir al médico en caso necesario.

Fuente: Dirección General de Servicios Médicos de la UNAM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *