fbpx

Fundación UNAM

Pumas pasa a la final del futbol mexiano

Con un triunfo histórico al imponerse a Cruz Azul sobre la cancha del Estadio Olímpico Universitario, Pumas clasificó a la final del torneo Guardianes 2020.

Después de haber caído por 4-0 en la ida, la escuadra auriazul necesitaba igualar el marcador para poder superar la eliminatoria, esto bajo la regla de posiciones pues obtuvieron mejor puesto (#2) en el torneo durante la etapa regular. Con tres goles en la primera parte, la hazaña estaba ya en vías de conseguirse. Pero el desenlace del encuentro llevó las emociones al límite y el tanto definitivo se produjo hasta el minuto 89.

Apenas al minuto 3, Juan Dinenno acarició la esperanza cuando se encontró con un balón rebotado en el área después del cobro de un tiro de esquina y no tuvo problemas para marcar. Y en la recta final del primer tiempo cayeron dos anotaciones más: al 38 y al 40, la contundencia de Dinenno y Carlos González, respectivamente, se presentó al aprovechar la desconcentración del equipo cementero y tras varios rebotes se envió el esférico al fondo de las redes.

Cuando el partido parecía encaminarse a que todo quedara simplemente en un gran esfuerzo de los universitarios pero incompleto, se produjo el tanto del milagro. Apenas quedaba poco más de un minuto en tiempo regular, cuando un pase de Alan Mozo fue recibido por Juan Pablo Vigón, quien con tranquilidad dominó la pelota y superó al guardameta Sebastián Jurado.

Una de las más grandes actuaciones en la historia de la institución y del balompié mexicano, acababa de producirse. Y, con total justicia, los universitarios se han clasificado a su primera final de liga desde el Apertura 2015.

Al final del alarido juego, el estratega, Andrés Lilini comentó: “Tengan paciencia y confíen en este plantel, en este grupo de futbolistas, que muchos son jovencitos. Nunca nos den por vencidos. Es la enseñanza que hoy dejamos. Más que talento, tenemos garra”

Fuente: Gaceta UNAM

4 thoughts

  1. Estoy bien contento por el triunfo histórico del PUMAS, desde el primer gol, pensé que si podría ser posible, después de campaña de liga y liguilla el equipo está en condiciones de coronarse otra vez en medio de la pandemia.

  2. Enhorabuena, tanto para e equipo como para los seguidores de Pumas y, por supuesto, de nuestra máxima casa de estudios (y mi alma mater), UNAM.
    La verdad, después del partido de ida yo estaba 99% sin esperanzas y trataba de acallar al 1% restante que gritaba desde un rinconcito de mi corazón. Ni vi el partido de vuelta, aunque el gramo de esperanzas gritaba bien fuerte y me decía que todo puede suceder… y sucedió. ¿CÓMO NO TE VOY A QUERER, EQUIPO DE MIS AMORES?
    Ahora, ¡dénnos la felicidad completa, por favor!

Responder a Gladys Morrison Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *