fbpx

Fundación UNAM

¿Sabías que nuestros órganos están colocados asimétricamente?

Los órganos internos están colocados asimétricamente en nuestro cuerpo. Excepto por raros casos, el hígado siempre está más hacia la derecha, mientras que el estómago y el corazón están siempre situados hacia la izquierda.

No se comprende muy bien cómo ocurre esto ni para qué. La respuesta involucra entender cómo se forman los órganos desde que estamos en el vientre de nuestra madre; cómo se comunican entre ellas las células que nos componen y cómo pueden distinguir el lado izquierdo del lado derecho.

Las personas pertenecemos a un grupo de animales conocido como bilaterados. El cuerpo de un animal bilaterado tiene, como su nombre indica, una simetría bilateral. Esto implica que nuestro lado izquierdo es la imagen en espejo del lado derecho.

simetria_contenido1

Los órganos internos se acomodan en nuestro tronco de una manera asimétrica: en el costado izquierdo están el corazón, el estómago, el bazo y el páncreas; mientras que la mayor parte del hígado está en la derecha.

El pulmón derecho tiene un lóbulo más que el izquierdo. Esta configuración es idéntica en casi todas las personas, y más aún, en todos los animales vertebrados. Volviendo a la comparación con los autos, a pesar de ser simétricos por fuera, por dentro el volante, los controles y los indicadores se encuentran concentrados en el lado izquierdo y del lado derecho está la guantera y no hay pedales.

En algunas personas y animales, los órganos invierten su posición con respecto al eje central del cuerpo en una imagen en el espejo de los de una persona normal. El corazón se orienta a la derecha, el hígado a la izquierda, etc. A estas personas se les conoce como situs inversus, mientras que situs solitus son las personas con el acomodo mayoritario.

simetria_contenido2

El primer indicio para entender la mecánica que dicta la posición de los órganos viene de un raro padecimiento genético llamado síndrome de Kartagener. Las personas con este síndrome tienen un mal sentido del olfato, causado por bronquitis o sinusitis. Los varones con Kartagener son estériles. Además, la mitad de las personas con síndrome de Kartagener son situs inversus.

Las personas situs inversus no utilizan más el hemisferio derecho del cerebro para el lenguaje ni tienen una mayor proclividad a ser zurdos (no se sabe qué mecanismos deciden que una persona sea zurda o diestra, aunque también podría tener un componente genético). De cualquier modo, los estudios en peces y en otros animales sugieren que la asimetría entre el lado izquierdo y derecho tiene consecuencias más allá del simple acomodo de los órganos, adentrándose incluso en procesos cognitivos y de comportamiento.

Aunque el fenómeno de la lateralidad izquierda-derecha se conoce por lo menos desde tiempos de Leonardo da Vinci, aún existen muchas preguntas e hipótesis para explicarlo. El trabajo de los científicos en distintos animales nos acerca a un autoconocimiento interno de los procesos que organizan nuestro cuerpo.

Fuente: Ciencia UNAM 

One thought

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *