Fundación UNAM

Un tercio de los habitantes del mundo viven en Estrés Hídrico: UNAM

El agua es un recurso natural escaso debido a la ineficacia de su manejo, administración y falta de conciencia de los seres humano, así lo afirmó Fernando Gonzáles Villareal, director del Programa de Manejo, Uso y Reúso del Agua (PUMAGUA) de la UNAM.

Por lo anterior es que en la actualidad una tercera parte de los habitantes del planeta viven en estrés hídrico, es decir, el líquido se está agotando y su uso comienza a ser limitado.

Y si bien, se estima que en 30 años la mitad de la población estará en esas condiciones, en México la crisis ya está presente.

agua_contenido1

El también coordinador técnico de la Red del Agua explicó que el Programa se ha llevado con éxito a ocho municipios de los estados de Tlaxcala, Puebla y Oaxaca, sitios donde el principal reto ha sido generar una cultura en el cuidado del agua.

Gonzáles Villareal indicó que esfuerzos como el que realiza la UNAM a través de PUMAGUA, representan una solución a mediano plazo, cuya meta es alcanzar un manejo sustentable de este recurso.

El programa PUMAGUA está dividido en cuatro ejes:

  • Contar con un sistema geográfico de información de la red hidráulica
  • Tener métodos de localización y reparación de figas, así como disminuir el consumo
  • Posibilitar el reúso del agua
  • Promover la cultura de manejo racional y eficiente del agua

agua_contenido2

De acuerdo con Gonzáles Villareal, uno de los grandes desafíos que enfrenta la Ciudad de México es mejorar la gestión y servicio del agua.

Se estima que la población que habita el Valle de México percibe al agua potable como un servicio primario, sin embargo, encuestas realizadas por PUMAGUA revelan que las personas no están dispuestas a pagar por éste.

Una de las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible que la Organización de las Naciones Unidas impuso para 2030, es el mejoramiento de la calidad del agua al reducir la contaminación, eliminar su vertimiento y minimizar la emisión de productos químicos y materiales peligrosos.

Fuente: Dirección General de Comunicación Social, UNAM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *