fbpx

Fundación UNAM

Crea UNAM nano cápsulas para proteger ingredientes

Investigadores de la Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán de la UNAM  desarrollaron un proceso basado en nano cápsulas para solucionar la pérdida de vitaminas y proteínas durante la pasteurización y ultra pasteurización de productos industralizados.

Este sistema nanoestructurado tiene el objetivo de proteger los ingredientes funcionales de los alimentos contra altas temperaturas. Las nanocápsulas están compuestas por un polímero que funciona como membrana protectora de los ingredientes nutracéuticos, ya que cuando están expuestos al proceso de pasteurización no se merman sus propiedades y componentes nutrimentales.

nanosistemas_contenido1

Cabe recordar que las bebidas y alimentos de alto contenido de agua deben ser sometidos a un proceso de pasteurización para garantizar al mínimo la probabilidad de contaminación microbiana que produzca su descomposición o la transmisión de enfermedades. Asimismo, con la comida ultrapasteurizada envasada en Tetrapak, cuyos periodos de vida útil se incrementan.

María de la Luz Zambrano, quien es la responsable del proyecto, expuso que, por ejemplo, las mermeladas o jaleas deben envasarse en caliente, pero ello da por resultado que sustancias susceptibles al calor –como las vitaminas lipo o hidrosolubles y algunas proteínas– se pierdan durante el proceso, lo que implica que se les adicionen vitaminas y un mayor costo.

nanosistemas_contenido2

El sistema nanoestructurado está compuesto de surfactantes, un agente activo (vitaminas, aceites esenciales e incluso saborizantes para potencializar las características del producto), y como protector un polímero que al momento de formar una nanocápsula contribuye a envolver al sistema activo.

Se incorpora en forma de líquido a las bebidas o suplementos alimenticios para consumo humano directo; se trata del llamado poliépsilon-caprolactona.

Las nanocápsulas tienen potencial aplicación para encapsular, además de vitaminas, sabores, probióticos, sustancias nutracéuticas, pigmentos y antioxidantes.

Fuente: DGCS, UNAM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *