fbpx

Fundación UNAM

José Halabe Cherem

La UNAM en mi vida

En 1967 tuve mi primer vínculo con la UNAM al ingresar a la Preparatoria Número 8. Durante mis tres años de estancia viví la intensidad de los acontecimientos de 1968 que marcaron a la universidad y significaron el inicio de la democratización en el devenir de la historia de México. Este tiempo se caracterizó por la dedicación al estudio y por los vínculos de amistad creados que hasta ahora perduran. En esos años me convertí en un verdadero puma, mi amor por la UNAM se fortaleció, poco a poco iba incorporando valores, conocimientos, actitudes, creencias y preferencias que moldearon mi carácter.

La prepa me abrió muchas opciones profesionales, aunque en un primer momento dudé de la carrera que debía escoger, en el tercer año decidí hacer el área químico-biológica para dedicarme a la medicina. Esto alteraba la tradición familiar anclada en actividades comerciales, no obstante, siempre recibí el apoyo de mis padres y la comprensión de mis hermanos.

Al inicio de la década de los setenta, ingresé a la Facultad de Medicina de la UNAM, no sin haber pasado por la novatada, nos rapaban, nos pintaban la cara y nos hacía desfilar en las rampas. Los ciclos básicos estuvieron repletos de contenidos y se sentía una presión por aprender los vastos conocimientos de la disciplina. Tuve la suerte de contar con amigos que no conocía y que se volvieron como mis hermanos, con ellos estudiaba, comía, bromeaba, y nos divertíamos en los pocos tiempos libres que nos quedaban. Recuerdo con todo cariño a mis profesores, que a pesar de lo masivo de las clases, se preocupaban por que aprendiéramos.

Al entrar a los ciclos clínicos experimentamos un cambio radical, pues por primera vez nos enfrentamos a los pacientes. Rotar por diferentes hospitales en distintas especialidades, representó un privilegio y un hito en la formación profesional. En el quinto año, el inolvidable año del internado de pregrado, en el IMSS de la Ciudad de Querétaro, aprendí a “ser doctor”. Atendíamos en la consulta, seguíamos a los pacientes hospitalizados, interveníamos en los procedimientos clínicos cotidianos. A pesar de las guardias intensas, siempre estábamos con el ánimo en alto y con la ansiedad de seguir aprendiendo lo que nuestros profesores y pacientes nos enseñaban.

Con el título de Médico Cirujano expedido por la UNAM, que me hacía sentir muy orgulloso, aspiré a la residencia de Medicina Interna. En el Hospital General del Centro Médico Nacional del IMSS mi residencia fue avalada por la UNAM. Al terminar fui contratado por el IMSS como médico adscrito, ocupé los cargos de jefe de servicio, jefe de enseñanza y profesor de pregrado y posgrado de la Facultad de Medicina de la UNAM por 28 años. Al jubilarme del IMSS continué mi carrera universitaria en el Centro Médico ABC donde actualmente me desempeño como profesor titular del curso de Medicina Interna.

De 2017 a 2020 fungí como Jefe de la División de Estudios de Posgrado de la Facultad de Medicina de la UNAM, distinción que me fue conferida por el rector y el director de dicha entidad en la máxima casa de estudios.

Al irrumpir la pandemia de COVID-19 en 2020, la preocupación por la seguridad de los residentes en las distintas sedes, llevó a la Facultad de Medicina, junto con la Fundación UNAM, a implementar una campaña para la distribución de kits de protección personal con la finalidad de que los estudiantes de posgrado disminuyeran el riesgo de contagio durante la atención a los enfermos por el virus. No cabe duda que una de las fortalezas institucionales de la UNAM es la Fundación, cuyas convocatorias solidarias muestran la unidad de la comunidad en tiempos difíciles.

Por más de 50 años, mi historia ha estado íntimamente ligada a la UNAM a quien le debo mi formación, mi actualización y mi forma de vida. Ser universitario es la distinción más entrañable en mi vida profesional. Gracias UNAM.

Profesor de la Facultad de Medicina de la UNAM y presidente de la Academia Nacional de Medicina de México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *