fbpx

Fundación UNAM

Descubren sistema hidráulico en templo maya

Un sistema de canales subterráneos fue descubierto bajo el Templo de las Inscripciones, ubicado en la zona arqueológica de Palenque, Chiapas.

Este hallazgo representa una nueva pieza para ayudar a entender a la cultura maya, en especial la denominada geografía del inframundo, así lo señaló Tomás Pérez Suárez, investigador del Centro de Estudios Mayas del Instituto de Investigaciones Filológicas de la UNAM.

El especialista destacó que estos canales permitirán conocer de mejor forma la comunicación que los mayas tenían con el concepto de inframundo y los sistemas acuáticos.

Pérez Suárez recordó que a mediados del siglo pasado, durante el descubrimiento de Pakal el Grande, se encontró una escalera que baja hasta una cripta y llega hasta el piso del templo, el cual fue denominado “conducto del alma”.

maya_CONTENIDO2

Se cree que el alma del gobernante podía salir por ahí hacia la superficie. Este tipo de conductos también han sido encontrados en construcciones de Chichen Itza, sin embargo no son tan elaborados como el de Pakal y aún falta determinar la conexión hacia el inframundo.

Palenque se localiza en la Sierra Norte de Chiapas. Se trata de una zona con muchos manantiales. La ciudad, por su parte, es un sitio que mana agua, esencial no sólo para la vida agrícola, sino también para la cosmovisión mesoamericana, donde el inframundo está asociado con lo acuático.

Cabe señalar que la cultura maya se caracterizó por  la construcción de grandes obras hidráulicas, como canales y represas.

maya_CONTENIDO1

Si bien, los canales de agua en la zona no son novedad, los descubiertos recientemente por el equipo encabezado por el arqueólogo Arnoldo González del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) cobra importancia debido a que nace al pie del Templo de las Inscripciones, debajo de la cripta e indica que antes de la construcción ahí manaba agua.

Estas características sugieren que el sistema de canales debió construirse por cuestiones prácticas para desalojar el vital líquido o por un simbolismo religioso.

En este sentido, el investigador universitario puntualizó que para los antiguos mayas las entradas al inframundo eran las cuevas y las superficies acuosas, por lo que los canales bajo el templo pudieron ser la conexión con el mundo de los muertos.

Fuente: Gaceta UNAM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *