fbpx

Fundación UNAM

Alan G. Reyes Ramírez

La UNAM como fuente de conocimiento e inspiración

Mi historia en la UNAM comienza cuando entré al Colegio de Ciencias y Humanidades plantel Sur en el 2011; con esto me convertía en la segunda persona en mi familia, seguido de mi hermano mayor, en estudiar ahí. Y, a decir verdad, fue la primera vez que me sentí dentro de una escuela gracias a la libertad, a la forma de enseñar y a la cantidad de recursos y oportunidades que desde un principio me ofreció la UNAM. Desde aquel momento supe que me encontraba en donde pertenecía y quise siempre esforzarme para lograr sobresalir. También, fue en esta etapa de mi vida donde viví aventuras inigualables y conocí a mis mejores amigos, a quienes hoy en día sigo frecuentando, lo cual es un claro ejemplo de que la Universidad no sólo te da herramientas para superarte académicamente, sino que también te ofrece experiencias y amistades invaluables.

Fue en el año 2014 cuando me decidí por estudiar la carrera de Ingeniería Mecánica en la Facultad de Ingeniería de la UNAM. Mi trayectoria en la licenciatura, debo confesar, fue difícil al comienzo por el nivel de matemáticas que necesitaba. No obstante, la UNAM y mis profesores me enseñaron a aprender por cuenta propia, a ser más organizado y a valorar cada oportunidad de conocimiento que la Facultad ofrecía, como asesorías y talleres de ejercicios. Al final de mi carrera, elegí la opción de titulación por apoyo a la investigación y, gracias a esto, pude contribuir con mi conocimiento para la elaboración de un trabajo de tesis sobre los temas de manejo de residuos y reducción del riesgo de desastre debido a fenómenos naturales, el cual ha sido galardonado. Agradezco a mi asesora de tesis de licenciatura, la doctora Flor Hernández, por impulsarme en el camino de la investigación.

Actualmente, me encuentro estudiando la maestría en Ingeniería Mecánica con especialidad en Termofluidos y, a pesar de que hoy en día las clases y asesorías con mi tutor continúan siendo en línea debido a la pandemia, jamás dejé de sentir el apoyo de la Universidad desde que comencé a estudiar mi posgrado. Asimismo, dentro del programa de posgrado he tenido la asesoría de excelentes profesores e investigadores de renombre internacional, que me han inspirado para desempeñarme como futuro investigador en esta rama de la Ingeniería. Es por esto que me atrevo a decir que, sin todo lo que me ha otorgado mi casa de estudios, no estaría en el lugar donde me encuentro ahora. Por lo tanto, agradezco infinitamente la importante labor que realizan las distintas asociaciones dentro de la Universidad, como lo es Fundación UNAM, que apoya con becas, premios y distinciones a alumnos destacados; y en esta ocasión tengo la fortuna de formar parte de este grupo por el premio que me fue otorgado.

Ganador del Premio a la Excelencia Lomnitz Castaños 2021

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.