fbpx

Fundación UNAM

Matos Moctezuma, un puma que aperturó el Templo Mayor al público

El maestro Eduardo Matos Moctezuma, considerado uno de los grandes de la antropología,  hace 36 años encabezó una exploración en el Templo Mayor, a fin de  darle apertura al público.

Dentro de la UNAM y la Escuela Nacional de Antropología e Historia, cursó la maestría en Ciencias Antropológicas con especialidad en Arqueología.

matos_contenido1-1

A lo largo de más de tres décadas, a través del Proyecto Templo Mayor, ha realizado una gran labor en dicho recinto, exhumando buena parte del recinto sagrado de la antigua Tenochtitlan, pues han sido explorados más de 13 mil metros cuadrados del Centro Histórico, sacando a la luz los vestigios de la gran pirámide dedicada a Tláloc y Huitzilopochtli, tres edificios menores, innumerables esculturas y más de 150 ofrendas.

Además de su papel como investigador, Matos Moctezuma se ha distinguido también como formador de nuevas generaciones de arqueólogos mediante su labor docente.

matos_contenido2

De sus publicaciones más destacadas se encuentran: Teotihuacan, museo de sitio (1993); Muerte a filo de obsidiana (1975, 4ª ed. 1996); Vida y Muerte en el Templo Mayor (1986, 3ª ed. 1998); El Templo Mayor de Tenochtitlan (1988); Excavaciones en la catedral y el sagrario metropolitanos: programa de arqueología urbana (1999); Estudios mexicas (1999-2005) 5 volúmenes; El calendario azteca y otros monumentos solares (2005) en colaboración con Felipe Solís; Tenochtitlan (2006); Aztecas (2007); Teotihuacan (2009); La muerte entre los mexicas (2010).

Es profesor investigador emérito del INAH, además de miembro del Seminario de Cultura Mexicana, de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística, de la Sociedad de Antropólogos del Caribe, de la Asociación de Escritores de México, de la Academia Mexicana de la Historia y de El Colegio Nacional, entre otras instituciones. Ha impartido centenas de conferencias tanto en México como en el extranjero. En 2007 recibió el Premio Nacional de Ciencias y Artes y la Medalla Benito Juárez, por la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística.

Fuente: UNAM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *