fbpx

HACEMOS POSIBLE LO IMPOSIBLE

DONA AQUÍ

Carlos Francisco de la Mora Navarrete

UNAM, excelencia académica de siempre

La Fundación UNAM es la forma universitaria de excelencia académica y de investigación con la cual podemos retribuir de alguna manera lo que recibimos: educación universitaria de excelencia de la primera Universidad Nacional del país.

La formación académica es una necesidad nacional que redunda en profesionales de primera y con valores éticos que elevan el espíritu de equipo y de trabajo por nuestro querido México.

Tuve la suerte de ingresar a la mejor universidad, después de haber realizado mis estudios de primaria y secundaria en el Colegio Alemán Alexander von Humboldt. Con gran sorpresa me encontré con la Escuela Nacional Preparatoria número 5 de Coapa, donde la vida me ilustró sobre nuestra realidad mexicana con una demostración de aprendizaje y exigencia de altísimo valor académico. Confieso que en la ENP aprendí a apreciar más a México, a mis compañeros mexicanos y a la sociedad en general, pues mis entrañables maestros nos entregaron su gran saber, involucrándose cada día más y más en ayudarnos a encontrar un oficio y/o profesión, con verdadera vocación y un gran sentido social de humanismo, con conocimientos prácticos y elevados tanto en lo científico, literario, deportivo, artístico y cultural.

En 1965, ingresé a la Facultad de Ingeniería de la UNAM. Cursé la carrera de Ingeniería Civil, de la cual me siento orgulloso y que me llenó de conceptos amplios y sólidos para el desarrollo de la infraestructura en el México creciente y justo que vivíamos en esa época.

Terminé exitosamente la carrera de Ingeniería Civil y me recibí en octubre de 1969, para poder trasladarme a estudiar una maestría en París, Francia. Ahí pude realizar la primera fase de diversos posgrados, con la obligación de regresar a trabajar al ejemplar Grupo ICA, donde ya laboraba desde 1966 (segundo año de Ingeniería).

Colaboré casi treinta años en el Grupo ICA, con algunos paréntesis, como cuando me delegaron un año a la Asociación de Facultades y Escuelas de Ingeniería (ANFEI) para colaborar en el Congreso Nacional de Ingeniería que se realizó en Hermosillo, Sonora, cuando era presidente de la ANFEI el ingeniero Javier Jiménez Espriú, quien me invitó a participar como secretario general de dicho Congreso.

Posteriormente, la ICA me apoyó para realizar otro posgrado en Finanzas Corporativas en la London Bussines School  (LBS) en Londres, Inglaterra, de 1980 a 1982.

En la UNAM también me desempeñé como profesor en la Facultad de Ingeniería por más de veinte años y participé en diversos proyectos culturales, por ejemplo, en la Academia de Música del Palacio de Minería, al ser nominado presidente de la misma del año 2003 al 2013, donde logramos consolidar este proyecto músico-cultural que también fundó el ingeniero Javier Jiménez Espriú en 1978, invitándome a ser socio y fundador.

De la misma forma, el ingeniero Jorge Borja Navarrete, presidente del Club Universidad Nacional de México, me invitó a participar en el proyecto deportivo de Pumas como presidente del Consejo Técnico Deportivo.

Mi admiración y respeto hacia la UNAM me inspiran a darle un reconocimiento más que especial a la Fundación UNAM. También, extiendo un gran agradecimiento a todos mis maestros universitarios, que me formaron y lograron que apreciara y que quisiera más a mi país: México, que no podría ser lo que es, sin la UNAM.

Por mi raza hablará el espíritu.

Consejero titular en Impulsora de Desarrollo Integral S. A. de C. V. (IDINSA)

Fuente: https://www.eluniversal.com.mx/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

eighteen + eight =

Ir arriba
Cerrar
Browse Tags